Friday 27 de May, 2022

Capítulo cerrado en Morón tras la polémica por el baile en el Salón Mariano Moreno

Concejo Deliberante de Morón
El Concejo Deliberante de Morón, escenario de otra batalla política entre oficialismo y oposición

La interpelación pedida por los bloques Frente para la Victoria y Frente Renovador al intendente Ramiro Tagliaferro transcurrió hoy sin mayores inconvenientes y el capítulo polémico que se abrió por la supuesta fiesta privada en el salón de actos del municipio quedó zanjada con las explicaciones que brindó, curiosamente, el secretario de Salud comunal, Mario Russo.

Acompañado por el subsecretario de Legal y Técnica, Cristian Herrera, el funcionario detalló que en aquella ocasión, la noche previa al Día de la Independencia, no hubo ninguna fiesta privada en el salón Mariano Moreno sino que se trató de una reunión de gabinete ampliada, a la que no ameritaba invitar a los concejales.

“Quedó en claro que no fue nada ilegal. Fue un acto institucional con funcionarios del Ejecutivo por eso no se invitó a los concejales. A lo sumo lo que pudo haber fue un error, pero nada más”, le aseguró a Primer Plano On Line Analía Zapulla, la presidenta del bloque Cambiemos.

Desde el Frente Renovador, su titular, Jorge Laviuzza, aceptó los dichos del Ejecutivo “porque no tenemos elementos para pensar otra cosa, por más que nos asiste la duda”, aunque reprochó la falta de diálogo que el gobierno distrital tuvo con los concejales en este tema. “Si esto lo hubieran expresado de arranque no habría sido necesaria la interpelación”, cerró.

Sin embargo Diego Spina, concejal del Frente para la Victoria, se diferenció con su voz opositora y aseguró: “en esta interpelación quedó en claro que se trató de una fiesta privada para el entorno del intendente”. “Lo afirmo porque no se cursaron invitaciones a las asociaciones del distrito, ni para los concejales, o sea que lo hicieron para ellos, fue algo cerrado”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram