Friday 7 de October, 2022

Caso Candela: ahora, un ex jefe policial dijo que si la madre hubiese contado «toda la verdad» podrían haber salvado a la víctima

Los dichos pertenecen al comisario inspector retirado Jorge Daniel Gigena, quien al momento del hecho estaba a cargo de la Jefatura Distrital de Hurlingham. En el juicio se están desnudando una serie de hechos relevantes para la causa.

Juicio por crimen de Candela
Leonardo Jara, de camisa blanca, uno de los acusados de haber participado en el crimen de Candela

Un ex jefe policial declaró ayer en el juicio por el crimen de Candela Sol Rodríguez, cometido en 2011 en Hurlingham, y aseguró que si la madre de la niña hubiese contado “toda la verdad” sobre la detención del padre de la víctima los investigadores podrían haber encontrado a la chica con vida.

“Si Carola Labrador hubiera contado toda la verdad sobre que el padre de la niña estaba preso, eso hubiera facilitado la búsqueda y hasta la podríamos haber encontrado con vida y no perder tiempo”, atestiguó el comisario inspector retirado Jorge Daniel Gigena, quien al momento del hecho estaba a cargo de la Jefatura Distrital de Hurlingham.

En su declaración testimonial ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón, Gigena afirmó que “la mamá de la nena nunca dijo que el papá (por Juan Carlos Rodríguez) estaba preso” y agregó: “Creo que eso nos jugó en contra después porque la mujer salió en todos los medios de comunicación y se transformó en un caso muy mediático.”

Consultado por el fiscal del juicio por el caso, Mario Ferrario, respecto de si Candela llevaba consigo un celular al momento de desaparecer y si existía la posibilidad de que llamó a su familia para pedir auxilio, el ex jefe policial “sabía” que la niña tenía un teléfono móvil pero no que con ese aparato se haya comunicado con su madre u otros parientes.

Juicio por el crimen de Candela
El juicio por el crimen de la nena hallada muerta en Hurlingham empieza a develar cosas que permanecían ocultas

“Todos los rastrillajes de búsqueda de la nena desde la hora cero estuvieron a mi cargo y nunca me enteré que alguna autoridad de mayor jerarquía ni judicial se hubiera comunicado con el papá de la nena en la cárcel”, indicó Gigena y señaló que luego “todo quedó al mando del ex jefe de Policía Hugo Matzkin y el fiscal Ferrario”.

En tanto, ayer estaba prevista la declaración del narcotraficante Miguel “Mameluco” Villalba, quien cumple una condena a 23 años de prisión por haber liderado una banda narco en San Martín, pero no compareció ante los jueces Mario Bonano, Raquel Lafourcade y Mariela Moralejo Rivera. Los fiscales Ferrario y Pablo Galarza querían interrogarlo sobre su relación con el padre de Candela en los meses previos al crimen de la niña, en otras cuestiones.

Los instructores judiciales, en tanto, prefirieron no presentar aun como prueba un audio que supuestamente comprueba que Candela se comunicó con su familia mientras estaba desaparecida hasta tanto no declaren otros testigos citados para referirse a esa llamada. La propia Carola Labrador, mamá de Candela, negó “terminantemente” que su hija haya llamado a la familia y aseguró el audio es una maniobra de Ferrario para “encubrir al anterior fiscal del caso, Marcelo Tavolaro, porque hizo un mal trabajo”.

Para la madre de Candela es “todo un circo” porque faltan más responsables en el banquillo de los acusados además de los tres que están siendo juzgados actualmente: Leonardo Jara (37), Hugo Bermúdez (56) y Fabián Gómez (45).

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram