Sunday 5 de December, 2021

Caso Fiorella Mucholi: declaró el abogado acusado de haberla violado y desmintió la versión sobre lo ocurrido

Sebastián Moure lloró durante varios tramos de su exposición ante el tribunal y reveló que la historia “devastó” a su familia, fundamentalmente a sus hijos. El próximo viernes 12 serán los alegatos y se espera con expectativa saber qué temperamento adoptará el fiscal del juicio y el propio tribunal que juzga el hecho. Primer Plano Online, único medio presente siguiendo el debate.

Sebastián Moure, con el barbijo colgando, es el acusado de las vejaciones a Mucholi: el juicio está en pleno desarrollo

Continúa el juicio por el caso Fiorella Mucholi, la abogada que denunció haber sido abusada sexualmente en un consultorio pericial en el que trabajaba en 2015 por el colega Sebastián Moure. Ahora hubo un capítulo trascendente en las audiencias, con el testimonio del acusado, que aceptó brindar su versión de los hechos que se le imputan ante el tribunal que juzga el caso.

Si bien la denunciante participó de todo el desarrollo del debate, no estuvo en la sala al momento de la declaración del hombre al que señala como responsable de las vejaciones. El imputado, por su parte, lloró durante varios tramos en su declaración y reveló a la jueza Mariana Maldonado y a los jueces Juan Carlos Uboldi y Claudio Chaminade que la situación por la que atraviesa desde que fue notificado de la causa en su contra “devastó a mi familia”.

Fiorella Mucholi, la abogada que denunció haber sido abusada en el consultorio forense en el que trabajaba en Morón

Además de negar el hecho que se le imputa, que constituye a priori el delito de abuso sexual agravado, contó que uno de sus hijos se vio particularmente afectado por la situación, debido a que tenía como tarea del colegio buscar en internet datos de su familia y, cuando tocó el turno de buscar información de su papá, leyó el archivo de noticias sobre la denuncia que pesa sobre él.

En lo que hace estrictamente a su declaración, Moure desmintió “por completo” todo lo denunciado por Mucholi, aunque admitió haber estado aquella jornada en el consultorio del perito Pablo Denquiu, en la calle Sucre al 300 de Morón, citado por la mujer que lo acusa.

En su exposición reveló también que se había cruzado con Mucholi dos veces en los pasillos de los Tribunales de Morón y en esas breves charlas hubo “pequeños intercambios”, pero nada más, siempre vinculados a la tarea profesional, dado que Moure estaba a la espera del resultado de una pericia. A partir de esa situación, siempre según la versión de Moure, la mujer lo citó al consultorio de su jefe, que lo iba a atender ese día en el que supuestamente ocurrió el ataque sexual.

Cuando él llegó al lugar estaba Micaela, la cuñada de la víctima, y al rato se retiró. En eso coincidió con el testimonio de Mucholi. Luego se quedaron solos y ella le habló del expediente en trámite. Él, por su parte, le preguntó por Denquiu y la mujer respondió que su jefe no iba a ir a la oficina. Esa ahí cuando la abogada le mencionó a Moure la posibilidad de agilizar el trámite, “pero me insinuó que eso iba a costar dinero”, fueron sus palabras.

La jueza Mariana Maldonado, única mujer que integra el tribunal junto a sus colegas Juan Carlos Uboldi y Claudio Chaminade, tendrá a cargo el voto

Con el paso de los minutos Moure desistió de la propuesta de Mucholi de arreglar para acelerar el expediente para que la pericia sea completada en el tiempo y la forma que él necesitaba, le contestó mal y se fue del estudio. Así lo indicó ante el tribunal. Justo en el momento de retirarse regresó Micaela a la oficina. En esa parte del relato, que tiene que ver con la presencia de esa tercera persona en el lugar del hecho, coinciden los dichos de Moure con los de la víctima. Claramente no con lo que pasó en el medio.

“Bajo ningún punto de vista pasó eso”, enfatizó Moure para desacreditar la denuncia por el abuso sexual que refirió haber padecido Mucholi. Asimismo, el imputado reveló un dato: mientras hablaban a solas, ella (Mucholi) iba detallando lo que tenían que hacer para terminar la pericia. Incluso contó que todo lo fue anotando en un talonario de recibo, y cuando la charla se puso tensa él “manoteó” ese papel y se lo guardó, pensando que la mujer le iba a terminar queriendo sacar plata.

El detalle del talonario no es menor: peritos calígrafos confirmaron que la letra en ese papel pertenece a Mucholi. De acuerdo al relato de Moure eso es lo que causó la transformación de la mujer, que según el imputado la llevó a crear la historia de un abuso en el que la penetró con los dedos, se masturbó y hasta terminó eyaculando en la mano de la víctima.

Caso Fiorella Mucholi: comenzó el juicio de la abogada que denunció haber sido abusada por un colega en Morón

Otros dos datos se conocieron en las audiencias realizadas hasta el momento. Por un lado, peritos judiciales y de la Policía Científica afirmaron ante el tribunal que no se encontraron en el consultorio de Denquiu restos de semen, de vello público ni el cuchillo con el que la habría amenazado. Por el otro, que los profesionales que evaluaron a la mujer consideraron que padece trastorno de bipolaridad. Lo señalaron con un término específico denominado bordeline, y confirmaron que antes y después del cruce con Moure, Mucholi tuvo intentos de suicidio y fue medicada psiquiátricamente.

El próximo viernes 12 de noviembre serán los alegatos de un juicio atrapante. Allí se sabrá, en base a los elementos reunidos, cuál es el monto de pena que pedirá el fiscal del debate, Leonardo Lisa, o incluso si retira la acusación por falta de evidencias. Después llegará el planteo de las defensas de Mucholi y de Moure. Por condena o absolución, el voto del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Morón corresponderá a la jueza Maldonado.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram