Wednesday 20 de January, 2021

Caso Píparo: aparecieron los videos y la historia narrada por la diputada no le cierra a la justicia

Por el momento, si bien el robo que sufrió la legisladora está probado, no hay ningún indicio que indique que los jóvenes atropellados por el auto conducido por un marido fueran parte de la banda. Obvio: así hubieran sido eso no habilita a que haya actuado de esa manera.

"No quería ni detenerlos ni chocarlos. Nos vimos encerrados y estábamos en riesgo", se defendió la diputada Píparo

Una serie de videos captados por las cámaras de seguridad del Municipio de La Plata se conocieron ayer a propósito del hecho que involucra a la diputada provincial de Juntos por el Cambio Carolina Píparo, que también es funcionaria de ese distrito.

Lo curioso es que todas las filmaciones, que ya están en manos de la justicia, muestran la persecución de la que supuestamente fue víctima la legisladora y su esposo, Juan Ignacio Buzzali, quien conducía el vehículo en el que viajaban y a bordo del cual la mujer había sido asaltada minutos antes en las puertas de la casa de su suegro.

Lo que pasó, según se conoció públicamente según el relato de Píparo, es que mientras se dirigía a la comisaría a realizar la denuncia identificó a las motos que la atacaron y sospechó que comenzaron a seguirla. Entonces, arrolló a una de ellas por temor a que le hagan algo. Pero su relato entra en contradicción con lo acreditado hasta el momento por los investigadores.

Si bien el robo existió, “no existe ningún tipo de indicio” de que los jóvenes arrollados por el Fiat 500 conducido por el marido de Píparo fueran los autores del hecho. Así lo revelaron fuentes judiciales. Asimismo, Buzzali ya fue notificado del inicio de la causa en su contra por lesiones culposas, aunque por el momento no se encuentra imputado.

Según publicó Télam, de acuerdo a los elementos incorporados en el expediente a cargo de la fiscal Eugenia Di Lorenzo, quedó acreditado que Píparo sufrió el robo de su cartera y de su teléfono celular Iphone por parte de motochorros, aunque los motoqueros que se ven en los videos siguiendo a su auto son amigos de los atropellados. Es decir, nada tienen que ver con el asalto.

Otro dato que no cierra son los llamados al 911 y que no aparezca ningún video de la secuencia en la que el Fiat 500 arrastra por casi cuatro cuadras a la moto, que “quedó enganchada” debajo del paragolpes e iba “tirando chispas entre la gente, que les pedía que paren», relató el abogado Martín De Vargas, abogado de los embestidos.

Para el letrado, Píparo y su marido «hicieron una carrera alocada por toda la ciudad de La Plata, poniendo en riesgo muchas vidas, acelerando a fondo y pasando semáforos en rojo», y en el trayecto se llevó por delante a sus defendidos, Luis Lavalle (23) y Tomás Insaurralde (17). «Está demostrado por testimonios coincidentes que los chicos venían de Abasto, que es una zona rural en las afueras de La Plata, chicos que trabajan en el campo. Venían siguiendo la ruta de los muñecos que se queman todos los años», detalló De Vargas.

Según el abogado, cuando los jóvenes pasan por la Plaza Güemes y doblan por la calle 21, «fueron embestidos por el marido de Píparo». «El tema es que Píparo declaró cosas que no son, que fue un robo. El robo no fue en ese lugar y no había situación de legítima defensa ni nada. Fue a matar dolosamente a quien ella creía que le había robado», aseguró.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram