Tuesday 26 de October, 2021

Pleno centro de Castelar: automovilista no provocó una tragedia por milagro

Ocurrió en Arias al 2.300, entre Carlos Casares y Timbúes. Un Fiat Palio se subió a la vereda de la principal arteria comercial de la ciudad y se incrustó contra el ingreso a un local comercial, cuya vidriera quedó destrozada.

El auto fue retirado esta mañana luego de permanecer toda la noche en el lugar: el conductor fue hospitalizado

Otro verdadero milagro en las calles del conurbano. En este caso fue en Castelar, en pleno centro de la ciudad, sobre la principal arteria comercial, y en un horario en el que la mayoría de los locales comerciales estaban ya cerrados.

Un Fiat Palio gris, que como se observa en las imágenes que ilustran este artículo quedó con su trompa destruida, se incrustó en el ingreso al negocio XL, sobre a calle Arias al 2.300, entre Carlos Casares y Timbúes.

El hecho ocurrió en la medianoche de ayer y recién en la mañana de hoy sábado fue retirado del lugar. De acuerdo a los testimonios de algunos testigos recogidos por Primer Plano Online, el auto “venía a gran velocidad por Carlos Casares y dobló en Arias, patinó sobre la calzada, hizo un trompo y fue a parar a la vereda de enfrente, tras lo cual impactó de lleno contra la vidriera del citado comercio. 

Fuentes policiales informaron a este medio que los daños fueron materiales: el frente del local, vidriera incluida, quedó destruido, la ropa exhibida desparramada entre los vidrios rotos, al igual que la trompa del rodado que protagonizó el siniestro, cuyo conductor, de 65 años, fue derivado al Hospital Güemes, de Haedo, por una ambulancia del SAME a raíz de las heridas que padeció. Viajaba con un acompañante, de 59, que resultó ileso.

En la emergencia acudieron personal del SAME de Morón, del área de Seguridad Ciudadana del Municipio y de la seccional 7ª de Castelar norte.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram