Saturday 24 de September, 2022

Castelar: pidieron la prisión preventiva para el acusado de asesinar a su mujer y luego denunciar el ataque ante la Policía

Para la fiscal Marcela D'asensao, Gustavo Javier Flores (38) mató a su mujer, Alejandra Marcela Polizzi (48), por celos el 18 de abril pasado en la casa que compartían en Capdevila 1946 de Castelar.

Femicidio en Castelar Sur
Alejandra Polizzi y Gustavo Flores en una foto de Facebook publicada hace un par de años durante un viaje

La fiscal titular de la Unidad Funcional de Instrucción Temática de Violencia de Género del Departamento Judicial de Morón, Marcela D’asensao, pidió al juez de Garantías 4 de ese distrito, Alfredo Meade, la prisión preventiva para el hombre que asesinó a su mujer en la casa que compartían en Castelar. El magistrado tiene 5 días para resolver el planteo de la funcionaria.

Para la fiscal, Gustavo Javier Flores (38) mató a su mujer, Alejandra Marcela Polizzi (48) de nueve puñaladas por celos el 18 de abril pasado, cerca de las 19.30, en la casa que compartían con el hijo de 8 años de ambos, que presenció la dramática escena en la vivienda de Arturo Capdevila 1946, entre Nicolás Granada y Miguel de Unamuno, de Castelar Sur.

Los pesquisas lograron establecer que en medio del ataque, la mujer alcanzó a llamar al número de emergencias policiales 911 y advirtió a los gritos «me mata, me mata», aunque como no llegó a informar el lugar del hecho no pudo ser asistida a tiempo. Tras el ataque, el hombre llamó a los familiares de Polizzi y también al 911, a cuya operadora le dijo que su mujer había sido asesinada. Cuando la telefonista le preguntó quién lo había hecho, le contestó: «Yo», recordaron las fuentes.

Ante esa situación, efectivos de la comisaría 3ra. de Morón arribaron al lugar y encontraron a Flores, quien les dijo: «Me cansé, maté a mi mujer». «Esperó a la llegada de los efectivos de la comisaría de Morón y les confesó que había asesinado a la mujer», dijo un investigador, quien agregó que mientras esperaba la llegada de los policías, el acusado se sentó frente a la televisión y se puso a mirar con su hijo una película para que se durmiera.

Flores afronta una acusación por «homicidio calificado por mediar violencia de género» que tiene una pena máxima de reclusión perpetua. La principal hipótesis del móvil del hecho es que Flores estaba celoso, ya que recibía constantes comentarios de compañeros de trabajo que le decían que su mujer mantenía relaciones con otro hombre.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram