Friday 30 de September, 2022

Escruche en Castelar norte: vecino llamó al 911 al escuchar ruidos y la Policía detuvo a dos intrusos

La familia dueña de la casa estaba de viaje y un abuelo que percibió ruidos extraños decidió dar aviso a la centra de emergencias. Habían ingresado tras romper las rejas de la claraboya del techo. Uno fue detenido en la vivienda y su cómplice en una finca vecina, donde intentó esconderse.

Los dos delincuentes quedaron a disposición de la justicia: no alcanzaron a llevarse nada de la vivienda, que estaba toda revuelta

Dos delincuentes que estaban realizando un escruche en una vivienda de Castelar norte fueron detenidos por la Policía tras el llamado realizado al 911 por un vecino que sintió ruidos extraños en la finca y sabía que la familia que vive allí estaba de viaje.

El hecho ocurrió en un domicilio de la calle Salcedo al 2.700, luego de que un habitante de la cuadra advirtiera a la central de emergencias de los movimientos sospechosos en una casa lindera a la suya. Cuando los efectivos de la seccional 7ª de Morón, de la Policía Local y del Comando de Patrullas llegaron al lugar observaron que un sujeto estaba en la cocina mientras otro trepaba por los techos para intentar alejarse.

Lo primero que realizaron los agentes fue un cerrojo en la manzana para evitar que escapen. Luego, con anuencia judicial, ingresaron a la propiedad y detuvieron a Jean Paul Quiñonez Guzmán (32), quien tenía en su poder una riñonera con 5120 pesos argentinos, 1000 pesos chilenos, un celular y documentación personal.

El segundo malviviente fue aprehendido en la vivienda trasera a la intrusada, sobre la calle Tucumán al 2.700. Voceros policiales informaron que se trata de Darío Antonio Enrique Campos (28), también de nacionalidad chilena, a igual que su cómplice, quien hace una semana está en la Argentina. Ambos quedaron a disposición de la justicia.

Toda la casa estaba desordenada y en una claraboya del techo las rejas estaban cortadas. Se descarta que ingresaron por ahí”, precisó un investigador consultado por Primer Plano Online. En el techo de la finca la Policía incautó tres bolsas con los elementos que habían robado y pretendían llevarse: un proyector, anteojos, billeteras, una tablet, alhajas de fantasía y alhajeros que fueron reconocidos como propios por la madre de la dueña de la casa.

Castelar norte es una zona que viene golpeada por escruches y entraderas en los últimos meses. Hace dos semanas este medio publicó un informe con la cantidad de casos registrados en pocos días, lo que despertó la preocupación de autoridades políticas, policiales y ni que hablar de familias que habitan la zona.

“Dejá de gritar o te mato”: crónica de otra entradera en Castelar norte, con una víctima que quedó atada a una silla

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram