Wednesday 17 de August, 2022

Cayó banda que hacía entraderas en Moreno y hasta le cortó el dedo a una víctima: hay seis detenidos

Habían quedado filmados en un hecho de repercusión pública, cuando ingresaron a un departamento tras colocar una larga escalera en la vereda. En allanamientos simultáneos incautaron vestimenta policial usada por los acusados y gran parte de las pertenencias robadas.

Ese robo con una escalera fue la pista con la que comenzó la mega investigación

El ‘peligroso’ Matías Cejas fue el primer nombre que trascendió involucrado en las fechorías que cometía la organización delictiva. Fue la punta del iceberg para la investigación encabezada por la Fiscalía Nº 7 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, que permitió el desbaratamiento de una banda dedicada a cometer entraderas y que tuvo como hecho saliente, por lo violento y sangriento, el corte de un dedo a una persona mayor a la que sorprendieron en su casa para robarle dinero y objetos de valor.

Fuentes judiciales informaron a Primer Plano Online que, a partir de ese hecho ocurrido el pasado 6 de mayo, se pudo establecer el resto de las identidades de los sujetos involucrados en las maniobras. “Se pudieron esclarecer doce delitos similares, todos de idénticas características”, detalló un investigador consultado por este medio.

Después de detectar que Cejas era uno de los integrantes de la banda, quien quedó filmado en uno de los hechos más resonantes de las últimas semanas, cuando parte de la banda trepó a un balcón mediante una escalera puesta en la calle en horas de la madrugada, la justicia ordenó la intervención de una línea telefónica para poder detectar los movimientos de la organización delictiva.

Según se detalló, “luego de un pormenorizado análisis de las comunicaciones” realizada por el equipo de investigadores y de redes abiertas se logró establecer que otro de los autores, un sujeto al que llamaban ‘Tato’, resultó ser Franco González, quien había sido detenido en varias oportunidades y en cada una de ellas aportó documentación apócrifa. De hecho, su nombre y apellido figura en varias causas penales.

De la misma manera se identificó a Cristian ‘Titi’ Rodríguez, quien diariamente planeaba hechos delictivos vía telefónica con ‘Tato’. Una escucha telefónica los expuso a ambos tras planificar el golpe al dueño de una inmobiliaria de la zona, quien estaba con prisión domiciliaria por delitos de las mismas características: es el caso de la escalera. Siempre se sospechó que aquel hecho fue un posible ajuste de cuentas entre los intervinientes.

Luego de más de un mes de seguimiento telefónico los investigadores dieron por acreditado que Matías Cejas, Ezequiel Rodríguez, Franco González. Tomas Rodríguez, Carlos Fernández, y Hernán D’Amico conformaban una peligrosa banda criminal que realizaba entraderas, incluso en barrio cerrados, todos ellos con un factor en común: la utilización de abonados telefónicos y documentación a nombre de otras personas. En algunos casos actuaban vestidos de policías.

A partir de las pruebas reunidas, el Juzgado de Garantías Nº 1 de ese Departamento Judicial ordenó la realización de un total de doce allanamientos en simultáneo, que terminaron con la detención de seis de los imputados y el secuestro de tres equipos de telefonía celular sustraídos en los distintos hechos a las víctimas, vestimentas de las fuerzas de seguridad, esposas, un arma de utilería y equipos electrónicos también robados en los ataques tales como computadoras, consolas de PlayStation y televisores.

El trabajo para lograr los esclarecimientos lo encabezó el fiscal Jonathan Lay, de la UFI Nº 7 de Moreno, y estuvo a cargo de la Ayudantía de Entraderas, que conduce Maximiliano Gómez y está integrada por el auxiliar letrado Francisco Brocca y los agentes Judiciales Diego Soos, Agustín Gioffre, Luis Marchese y José Caraballo. Se trata de una estructura creada por el fiscal general de ese Departamento Judicial, Lucas Oyhanarte, para trabajar exclusivamente sobre este tipo de delitos que permitió, según estadísticas oficiales, reducir el robo con armas en un 33 por ciento.

Voceros consultados destacaron la colaboración brindada por los Centros de Monitoreo de los Municipios de Moreno y de Merlo, que aportaron “imágenes clave” para la identificación de los autores, como así de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJUDECO), que brindó asistencia en el análisis de llamadas, impactos de megadatos, sectorizaciones, escuchas telefónicas y geolocalización fina. Los procedimientos fueron realizados por personal de la DDI, de la División Delitos Federales y de Sustracción de Automotor de la Policía Federal.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram