Monday 30 de January, 2023

Cayó enfermero acusado de abusar y embarazar de una joven con discapacidad en un hogar de Moreno

Daniel Celso Núñez tenía pedido de captura nacional e internacional y fue arrestado en un monte de la provincia de Misiones, donde se escondía en plena zona selvática. Como la gestación fue interrumpida, el ADN del feto fue clave para determinar la autoría de las vejaciones padecidas por la víctima.

El enfermero abusador fue detenido por la Policía Federal en Misiones, en un monte yerbatero donde se escondía

“Necesito que se haga presente en el establecimiento porque tengo un tema importante y delicado que charlar”. La mamá de E. recibió esa comunicación y se le paralizó el corazón. Del otro lado de la línea le hablaba la directora del Hogar Proyecto de Vida, ubicado en la calle Piovano al 5.900 de la localidad de La Reja, en Moreno.

“Quiero saber qué pasó”, insistió la mujer, angustiada por lo que pudo haberle sucedido a su hija. “E. está embarazada. Se le realizaron unos estudios y se confirmó el embarazo”, fue la respuesta que recibió. Quedó perpleja y, lógicamente se dirigió al lugar. De inmediato, tras la charla con las autoridades y de asesorarse, radicó la denuncia en la comisaría de la Mujer y la Familia de ese distrito.

La víctima, que actualmente tiene 34 años, padece una discapacidad generada por un síndrome, además de distrofia muscular y retraso madurativo, con lo cual es imposible que haya tomado la decisión de tener relaciones sexuales. Por eso la investigación encabezada por el fiscal Gabriel López, de la Fiscalía Nº 8 de Moreno, se centró en el entorno del establecimiento para hallar al responsable del abuso.

Con la determinación de interrumpir el embarazo, cosa legalmente autorizada, la justicia halló el último elemento de prueba para confirmar la autoría. El ADN del feto se correspondía con el de Daniel Celso Núñez, enfermero del lugar. Es que la chica no puede expresarse libremente por sus dificultades y tampoco pudo declarar para señalar al responsable de las vejaciones a las que fue sometida.

“Esa diligencia arrojó como resultado que la compatibilidad genética entre Daniel Celso Nuñez y el feto, de acuerdo a lo esperado de un vínculo biológico entre padre e hijo, fue equivalente a una probabilidad de paternidad de un 99.9999998%”, consignó una fuente de la investigación ante la consulta de Primer Plano Online. Es decir, no había dudas de quién era el violador.

Previamente, el fiscal había ordenado la extracción de muestras biológicas de todas las personas que habrían tenido oportunidad de perpetrar los hechos. Con el ADN del feto ya no había dudas y la Fiscalía solicitó a la jueza de Garantías Nº 3 de ese Departamento Judicial, María Celina Ardohain, la detención del sospechoso, que había dejado de frecuentar los lugares a los que habitualmente asistía.

Finalmente, luego de un trabajo coordinado con la División Prófugos de la Policía Federal Argentina (PFA), el pervertido fue detenido en un monte de la provincia de Misiones, donde se refugiaba. Es un yerbatal, y allí se escondía en una suerte de choza que había montado para estar alejado de todo.

Núñez está al cuidado de la comitiva policial a la espera de ser traído a Moreno, quizá el sábado próximo, para ser indagado por el fiscal en orden al delito de abuso sexual agravado por acceso carnal por tratarse el autor de una persona encargada de la guarda de la víctima.