Monday 6 de February, 2023

Cayó motochorro que andaba de gira por las calles de Merlo: había robado al menos cinco celulares en un rato

A la última de sus víctimas, una joven de 22 años, la encañonó en la intersección de las calles Lautaro Y Fleming, de Parque San Martín. Ahí comenzó una persecución policial que terminó con la detención del acusado, que estaba armado con una pistola y tres balas en el cargador.

Los cinco celulares y el arma que el motochorro tenía en la mochila

Un motochorro que había salido de gira delictiva y en un rato robó al menos cinco celulares fue detenido tras una persecución policial en Merlo. En su poder el delincuente tenía una pistola calibre 6.35, cargada con tres balas en la recámara.

Los uniformados del Comando de Patrullas del mencionado distrito comenzaron a seguirlo luego del aviso ingresado al sistema de alertas 911 por una chica de 22 años, que fue interceptada mientras caminaba por las calles Lautaro y Fleming, del Parque San Martín.

Amenazándola con el arma de fuego, el motochorro le quitó el teléfono y demás pertenencias a la chica para luego emprender la fuga. Escapó a bordo de una Honda Titán negra sin patente, dato aportado por la víctima y que resultó clave para el seguimiento.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Primer Plano Online que el patrullero se cruzó al rodado en el cruce de Pueyrredón y French, tras el aviso para establecer el cerrojo en la zona, y cuando inició el seguimiento el motociclista rápidamente ingresó en una vivienda de la calle Indio al 1800, de la localidad de Libertad.

Los voceros indicaron que un hombre mayor se presentó como propietario de la finca e impidió el ingreso de los policías, que igual entraron por estar en persecución de un delito flagrante. Efectivamente, en el interior de la casa estaba el malviviente, identificado por las fuentes consultadas como Nicolás Ariel Narváez (26), quien tenía en su poder una mochila con cinco celulares, que se presume son producto de diversos ilícitos, y la mencionada arma de fuego.

El sujeto quedó detenido a disposición del fiscal Fernando Capello, de la UFI Nº 2 de Morón, quien instruye actuaciones por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego y violación de domicilio, dado que la casa en la que se refugió no era suya. La Policía intenta determinar de quiénes eran los otros teléfonos y cómo llegaron a su poder, porque si son fruto de robos anteriores su situación procesal se agravará.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario