Tuesday 22 de September, 2020

El chacal Loscalzo ahora quiere suicidarse y una sobreviviente asegura: “Doy fe que está arrepentido y llorando como una nena”

Lo dijo Cintia López Gotta, amiga de las hermanas Maguna, asesinadas en la casa de la calle Cañuelas el domingo por la noche en la masacre de Hurlingha. El criminal fue trasladado desde la cárcel de San Martín al hospital penitenciario neuropsiquiátrico de Melchor Romero.

Masacre de Hurlingahm
El chacal Diego Loscalzo con las hermanas Romina y Vanesa Maguna, dos de las víctimas de la masacre

El chacal Diego Loscalzo, autor de la masacre de Hurlingham, quiere suicidarse. En sus primeras horas en prisión, el asesino de seis personas el último domingo a la noche, rogó que le dieran «las herramientas necesarias para matarse”. Los argumentos que dio son que no podía soportar el hecho de ingresar en una cárcel y quedar expuesto ante otros presos y su desconfianza hacia la Policía bonaerense, fuerza a la que pertenecía Romina Maguna, su pareja, a quien asesinó en primer lugar. Así lo confirmaron fuentes judiciales a Primer Plano On Line.

Ante el riesgo de que pudiera quitarse la vida y luego de revisar dos peritajes psicológicos que le habían hecho y que dejaban expuesta esa posibilidad, la Justicia autorizó el traslado de Loscalzo a un pabellón neuropsiquiátrico en el penal de Melchor Romero, en La Plata, con el objetivo de que sea vigilado de forma permanente para evitar que intente quitarse la vida.

El chacal estaba alojado en la Unidad de San Martín, pero por disposición del juez de garantías Alfredo Meade fue llevado por el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) a la Unidad 34 de la capital provincial. El magistrado dispuso su traslado tras tomar en cuenta el diagnóstico de una psicóloga que consideró que el hombre está “desequilibrado” y debía estar en un neuropsiquiátrico. Meade requirió al SPB una “Unidad que reúna los medios aptos para la contención del mismo (Loscalzo) con profesionales idóneos en la materia para salvaguardar su integridad física y la de terceros”.

Masacre de Hurlingham
La justicia dispuso el traslado de Loscalzo al pabellón neuropsiquiátrico de Melchor Romero

El informe de la pericia psiquiátrica y psicológica determinó que Loscalzo programó los asesinatos, tenía celos porque su mujer recordaba al marido, asesinado hace unos 10 años, y también se sintió molesto con un préstamo de dinero que hizo la mujer y que él no se había enterado.

De todos modos, el hecho de que sea alojado en una unidad neuropsiquiátrica no significa que sea inimputable o que hubiera sufrido alguna patología que le hubiese impedido comprender la criminalidad de sus actos cuando baleó a su pareja, Romina Maguna; a sus cuñados Vanesa y José Eduardo Maguna; a su suegra, Juan Paiva; a Darío Daniel Díaz, marido de Vanesa, y a Mateo, el bebe que iba a nacer por cesárea al día siguiente de la masacre y que fue atravesado por una bala dentro del vientre de Mónica Lloret, la esposa de José Maguna.

“ESTÁ LLORANDO COMO UNA NENA”

Cintia López Gotta, una de las tres sobrevivientes de la masacre de Hurlingham en la que murieron cinco miembros de una misma familia y un bebé de nueve meses de gestación, estimó que el chacal Diego Loscalzo tenía premeditado los crímenes e incluso cocinó para que fueran a cenar las víctimas a su casa.

En una entrevista telefónica con Canal 13, la mujer precisó que el asesino cocinó carne con papas al horno para la cena del domingo e invitó no sólo a ella sino también a sus cuñados y durante el día preguntaba si su suegra, Juana Paiva (55), también iba a concurrir.

«Estábamos cenando como una familia normal. Él había hecho de comer. Me llamó y me invitó a comer a la noche. Pareció la película ‘la última cena’ en la que te invitan a comer y después te matan», graficó la mujer desde el hospital donde se repone del balazo que le disparó Localzo en la primera etapa de la masacre.

La sobreviviente estimó que Loscalzo «lo tenía premeditado, porque ese mismo día preguntó por la mamá de Romina y si iba a venir a dormir. Si Juana venía dormía donde pasó todo. Yo creo que la mataba sólo a ella» y no al resto de los que atacó en la segunda etapa. «Si no tenés algo premeditado no vas a ir yendo a buscar gente para matarla», como lo hizo el confeso múltiple homicida, luego de haberla herido a ella y asesinado a balazos a su mujer Romina Maguna (36), a su cuñada Vanesa Gisella Maguna (38) y su cuñado Darío Daniel Díaz (33).

Asimismo, aseguró sobre el chacal: “doy fe que está arrepentido y llorando como una nena”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram