Wednesday 18 de May, 2022

Un comerciante chino mató de un balazo a un encapuchado que entró a su negocio: resultó ser el carnicero

Ocurrió en José C. Paz y la justicia inició una causa por averiguación de ilícito aunque no adoptó ningún temperamento con el asesino por considerar, prima facie, que actuó en defensa propia. La víctima fatal tenía una chaira en su poder, con la que le produjo heridas al dueño del local.

El carnicero que murió baleado tenía su negocio en el interior del supermercado chino

Un comerciante de nacionalidad china mató de un balazo a un hombre al que descubrió encapuchado en el interior del supermercado de su propiedad, al que supuestamente ingresó con fines de robo. La sorpresa fue cuando le quitó la cobertura en la cabeza: era el carnicero del negocio.

El hecho en la madrugada de ayer en la esquina de avenida Héctor Arregui y Agrelo, de José C. Paz, donde funciona el supermercado ‘Argenchino’. Allí, personal de la comisaría 2ª de ese distrito arribó tras un llamado al 911 en el que informaron sobre “un ladrón fallecido” en el interior del local.

Los efectivos comprobaron que en el primer piso había un hombre muerto con un disparo en el tórax. Según informaron fuentes policiales, los agentes entrevistaron al comerciante chino, de 39 años, quien refirió que “un delincuente encapuchado y con guantes había ingresado al negocio mientras descansaba, por lo que tomó una pistola de su propiedad para defenderse”.

LA VIUDA DEL CARNICERO DESCREE DE LA VERSIÓN DADA POR EL DUEÑO DEL COMERCIO: «LOS CHINOS PAGARON PARA TAPAR TODO ESTO»

En el forcejeo, el supermercadista efectuó un disparo y mató al hombre, que luego fue identificado como Celso Dionisio Sisuela (40), el cual resultó ser la persona que alquilaba la carnicería del local. En su poder, el atacante tenía una chaira (el instrumento con el cual se afilan las cuchillas), con el que había herido a quien terminó siendo quien le dio muerte y a su esposa.

Personal de Policía Científica secuestró en el lugar una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros, de la cual el comerciante tenía portación legal. El fiscal Alfredo Mallo, de la UFI Nº 18 descentralizada de Malvinas Argentinas, perteneciente al Departamento Judicial San Martín, ordenó el secuestro de las cámaras de seguridad internas del local para intentar determinar la mecánica de lo sucedido.

Lo que se debe establecer es su Sisuela entró desde la vía pública o si se había escondido luego de que cerraron la atención al público, ya que las aberturas no estaban forzadas. Por el momento, la justicia no tomó ningún temperamento legal con el comerciante por considerar que actuó en legítima defensa.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram