Wednesday 16 de June, 2021

Compró una camioneta 0km y resultó una estafa: la justicia de Morón ordenó indemnizarlo y condenó a la concesionaria y a la fabricante

En un fallo de alto impacto, la Cámara de Apelaciones del mencionado Departamento Judicial condenó a la firma Aback S.A. y a Ford Argentina a abonarle al usuario el valor equivalente a otra unidad similar a la que adquirió. El argumento central que utilizaron los jueces fue la Ley de Defensa del Consumidor.

Fallo por camioneta EcoSport
En vez de ser una solución, la camioneta se convirtió en un dolor de cabeza permanente para el comprador

En un fallo de alto impacto para lo que representa el derecho de los consumidores, dos vecinos de Morón que compraron una camioneta 0km en 2013 acaban de ganar un litigio judicial contra la concesionaria que le vendió la unidad. En concreto, la justicia determinó que el agente vendedor le debe reponer una unidad de idénticas características o similares, e indemnizarlos con el valor del rodado y también por el daño moral que le causó la situación, algo que en primera instancia le habían negado.

El matrimonio conformado por M.G.A y B.A.C. adquirió el vehículo en cuestión, una camioneta Ford EcoSport, que retiraron de la firma Aback S.A. el 18 de enero de 2013. Ya en el trayecto hacia su vivienda la pareja constató los primeros inconvenientes: al llegar al domicilio no pudieron salir del rodado, dado que las puertas habían quedado trabadas por dentro y no funcionaba el sistema centralizado de abertura. Un vecino incluso trató de abrirlas por fuera, pero no pudo. Al intentar encender nuevamente la camioneta tampoco pudieron hacerlo, porque el sistema eléctrico no funcionaba.

Luego la serie de desperfectos se extendió. A la semana de uso, el portón trasero no cerraba, el portalentes quedaba abierto misteriosamente, el embellecedor del parante izquierdo delantero se había caído, y el burlete de la puerta trasera derecha no podía usarse sin que quedara en la mano del usuario, porque se salió del lugar donde debía estar fijado.

QUÉ DICE EL ARTÍCULO 17 DE LA LEY DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR

“Reparación no Satisfactoria. En los supuestos en que la reparación efectuada no resulte satisfactoria por no reunir la cosa reparada, las condiciones óptimas para cumplir con el uso al que está destinada, el consumidor puede: a) Pedir la sustitución de la cosa adquirida por otra de idénticas características. En tal caso el plazo de la garantía legal se computa a partir de la fecha de la entrega de la nueva cosa; b) Devolver la cosa en el estado en que se encuentre a cambio de recibir el importe equivalente a las sumas pagadas, conforme el precio actual en plaza de la cosa, al momento de abonarse dicha suma o parte proporcional, si hubiere efectuado pagos parciales; c) Obtener una quita proporcional del precio.

Misteriosamente, las deficiencias en el rodado se fueron profundizando. Para febrero de 2014, a un año de comprada la unidad, se habían descocido todos los asientos interiores del vehículo, las escobillas no barrían, el portón seguía sin abrir ni cerrar, los burletes de las puertas se seguían saliendo, el comando de voz del volante no funcionaba, y el portalente continuaba produciendo un ruido ensordecedor por su mal funcionamiento. Asimismo, el automóvil adquirido también tuvo innumerables fallas de motor desde su adquisición, lo que repercutió en tener que recurrir a otros medios para trasladar al hijo, que es una persona con discapacidad.

Molesto por las respuestas evasivas que recibía de la firma que le vendió la camioneta, M.G.A decidió recurrir a la justicia para reclamar por sus derechos vulnerados. Había comprado un vehículo nuevo y sólo se cargó de problemas, en vez de soluciones. Obtuvo un fallo favorable en primera instancia, pero la parte demandada apeló la sentencia y la Cámara de Apelaciones debió tomar cartas en el asunto.

Y la determinación de los jueces Eugenio Rojas Molina y Juan Manuel Castellanos, de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Morón, le pusieron la rúbrica a un veredicto que reivindica los derechos del consumidos frente a los gigantes que no siempre se hacen cargo de sus responsabilidades: condenaron a la concesionaria Aback S.A. y a Ford Argentina a indemnizar a los clientes que se sintieron estafados con una cifra similar al valor de ese modelo sin uso. Además, obliga a los litigantes a devolver la camioneta en cuestión y que les entreguen uno idéntico o de similares características y valor, y además que paguen a marido y mujer un resarcimiento en concepto del daño moral que padecieron.

“No hay que ser un especialista en la materia para advertir que las fallas comprobadas lo colocan muy lejos de las condiciones óptimas de prestancia y confort que debe brindar una unidad 0 km”, indicaron los jueces. Allí hicieron hincapié en “la cadena responsabilidad tanto del fabricante como del vendedor”, más allá de que la concesionaria trató de quedar al margen del proceso por el hecho de que no debía hacerse cargo de un producto que fabricaron en otro ámbito.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram