Saturday 16 de January, 2021

Concejal de Cambiemos  salvó su vida de milagro tras el espectacular vuelco de su vehículo

Fue esta tarde en la Autopista Buenos Aires-La Plata. Para evitar pisar a un perro que se cruzó delante de su camioneta, Ezequiel Carrizo dio cuatro tumbos que le provocaron tan solo la fisura de su tabique nasal. Lo acompañaba un asesor que se llevó la peor parte.

El concejal Carrizo y el policía que llegó al lugar del siniestro en forma inmediata, asisten al estado en que quedó el vehículo.

El recientemente asumido concejal de Ituzaingó Ezequiel Carrizo hoy volvió a nacer. Cuando se dirigía a un encuentro de concejales de Cambiemos, convocado en el Club Unión Vecinal de La Plata, sufrió un accidente que podría haberle costado la vida.

Transitaba por el Km 18 de la Autopista Buenos Aires-La Plata manejando su auto particular, acompañado por el abogado Roberto Baena, quien es su asesor en el Concejo Deliberante. Tras pasar por el peaje de Bernal y tras alcanzar no más de 90km por hora, advirtió que el auto que iba delante suyo maniobró bruscamente  y en el instante inmediato vio ante sí un perro que atravesaba la autovía. Al querer esquivarlo pegó un volantazo y su vehículo se descontroló dando cuatro tumbos que lo dejaron lastimado en su rostro con la fisura del tabique nasal. Su acompañante en cambio, no la sacó tan barata: sufrió la fractura de su cadera.

Pero las contusiones no fueron lo único para lamentar en esta tarde. Inesperadamente, procedentes de la villa que se encuentra a la vera de la autopista, aparecieron cinco individuos que lejos de llegar en plan de auxilio, despojaron a los dos accidentados de sus teléfonos celulares.

El perro murió en el acto; la camioneta del concejal Carrizo quedó destrozada.
El perro murió en el acto; la camioneta del concejal Carrizo quedó destrozada.

Desde el momento del siniestro, fueron asistidos por el comisario Alejandro Capus y el oficial principal Benitez de la Comisaría 1ra de Quilmes, quienes motorizaron el operativo para que fueran trasladados al Hospital Iriarte de esa localidad, donde recibieron la atención inicial. Horas más tarde Baena, que es policía retirado, fue  trasladado al hospital Churruca donde quedó internado para realizarse los estudios pertinentes para determinar qué tratamiento requerirá su cadera.

Consultado por Primer Plano On Line horas después del accidente,  aun conmovido por el mal momento que le tocó protagonizar, dolorido por los golpes y la fisura del hueso de su nariz, Carrizo reflexionó: “nadie puede entender cómo no fuimos impactados por ningún auto de los que venían detrás nuestro cuando mi vehículo salió de control. El tránsito era muy fluido a esa hora, así que siento que nos salvamos de milagro; hoy volví a nacer”, concluyó.

La crónica no estaría completa si no contáramos que el perro, a la postre el causante de lo que pudo haber sido una verdadera tragedia, murió a consecuencia del impacto.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram