Tuesday 20 de October, 2020

Condenan a dos delincuentes que robaron en Morón: cuando las cámaras le permiten al juez convertirse en testigo

El hecho ocurrió el 1 de mayo de este año y ayer se conoció la sentencia. La nitidez de las imágenes registradas en relación al delito fueron clave para la decisión judicial. “Los domos de seguridad terminaron siendo la madre de todas las pruebas”, indicó el magistrado Diego Bonnano.

Condena por robo en Morón
El momento exacto del robo a la víctima fue captado por las cámaras de seguridad del Municipio

La noche del pasado 1 de mayo no fue una más para Héctor Armando P. Cerca de las 21.40, mientras caminaba por French y Sarmiento, en el centro de Morón, fue atacado de manera sorpresiva por un grupo de hombres que lo agredieron golpeándolo en la cabeza “con un elemento duro”, tal cual fue su denuncia inicial, y una vez en el suelo le sustrajeron sus pertenencias: un teléfono celular marca Samsung J1, una campera de cuero color marrón y un par de zapatillas marca Nike color gris. Eso era todo lo que tenía encima. Sus atacantes, una vez concretado el robo, se dieron a la fuga de la escena.

Justo en ese momento, las cámaras de seguridad instaladas en la zona y conectadas al Centro de Monitoreo Municipal, captaron la secuencia delictiva y dieron el respectivo alerta al móvil policial más cercano. El aviso era para darles intervención sobre la violenta secuencia, de la que eran protagonistas tres sujetos en contra de la víctima. A medida que el móvil policial se acercaba, el operador les iba avisando que los malvivientes se estaban escapando por la calle French, del lado norte, cruzando por el paso bajo nivel. Describió sus vestimentas y los oficiales decidieron esperarlos del otro lado del túnel, donde finalmente pudieron divisarlos y darles la voz de alto.

Fue allí que la banda se dispersó: uno de ellos salió corriendo por la calle Sarmiento en dirección hacia Castelli, mientras los otros dos lo hacían en dirección hacia Escalada. Los efectivos persiguieron a los dos que se fueron juntos y los alcanzaron a los pocos metros, y los retuvieron allí a la espera de apoyo. El restante sujeto logró escapar. En poder de los aprehendidos fueron encontradas las pertenencias que le habían quitado a Héctor Armado P.

Hasta ahí, un hecho delictivo como tantos otros que suelen darse en el conurbano bonaerense, donde los robos son cosas de todos los días. Lo novedoso del caso es que, gracias a la tecnología, ahora las fuerzas de seguridad y los propios integrantes del Poder Judicial cuentan con una herramienta mucho más efectiva para el esclarecimiento. “La nítida filmación, la pronta intervención policial y la coordinación del Centro de Monitoreo, va permitiendo que los jueces nos convirtamos en testigos, ya que solo debemos confrontar el acta con lo que ven nuestros propios ojos”, expresó el juez Diego Bonnano, a cargo del juicio por el cual se condenó a 5 años y tres meses de prisión a los autores del robo y la agresión a la víctima. “Los domos de seguridad terminaron siendo la madre de todas las pruebas”, agregó el magistrado.

La otra parte novedosa que tuvo el fallo condenatorio fue la interpretación judicial de que una baldosa fue utilizada como un arma. “Un certero golpe en la nuca, que el sujeto prófugo le aplica a la víctima con un pedazo de baldosa, lo deja ‘grogy’, aprovechando entonces el trío para proceder al despojo de sus pertenencias”, reza el veredicto al que tuvo acceso Primer Plano Online. Toda esa reconstrucción y rápido juicio se pudo concretar por la observación de la violenta escena a través de lo registrado por la tecnología.

Por eso, el fiscal Patricio Pagani, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 5, que tuvo a cargo la causa, consideró que “las cámaras de Morón fueron una herramienta vital para probar los hechos como ocurrieron y su descripción fáctica”. “Fueron útiles para acortar los plazos y presentar esta prueba ante el juez”, subrayó. Los condenados fueron Jorge Antonio Correa y Miguel Ángel Martínez, quienes deberán cumplir la pena de 5 años y tres meses de prisión luego de ser considerados culpables del delito de robo con arma.

El juez Bonnano concluyó en los fundamentos de su sentencia que “este elemento probatorio, si bien no es nuevo como tal, a partir de la constante ampliación de la red de cobertura, estoy seguro se constituirá en un aliado que transformará nuestra actividad jurisdiccional”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram