Tuesday 1 de December, 2020

Confirman embargo millonario al joven que violó la cuarentena para ir al cumpleaños de 15 de su prima en Moreno

Eric Luciano Torales está acusado del delito de propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa de modo culposo, agravado por el resultado enfermedad y muerte en este caso de su abuelo. Regresó de Estados Unidos y al otro día fue a la celebración familiar.

Eric Torales publicó en su cuenta de Instagram una foto con barbijo en el aeropuerto de Ezeiza, al retornar al país

La Sala 1 de la Cámara Federal de San Martín confirmó el procesamiento y embargo por 50 millones de pesos para Eric Luciano Torales, el joven que en marzo pasado fue a cumpleaños de 15 de su prima en Moreno tras haber llegado de Estados Unidos y contagió coronavirus a varios invitados, entre ellos su abuelo, que terminó muriendo poco después.

El muchacho está acusado del delito de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa de modo culposo, agravado por el resultado enfermedad y muerte”. Es decir, de haber violado las disposiciones de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional en el DNU 260/2020, cuya finalidad era evitar la introducción y/o propagación de la pandemia COVID-19.

EL FALLO COMPLETO

Eric Torales Fallo

En concreto, lo que sostuvo el tribunal de alzada es que Torales “estaba comprendido dentro de esa prohibición, por haber regresado de un viaje proveniente de uno de los países considerados zona afectada por la pandemia”, como era en ese entonces Estados Unidos. Debía haber realizado la cuarentena preventiva y, sin embargo, decidió asistir a la celebración familiar al día siguiente de pisar suelo argentino.

“Tampoco existe controversia alguna, acerca de su diagnóstico de COVID -19 (fue internado el 16 de marzo, confirmándose que tenía esa enfermedad, con los resultados de los análisis de laboratorio, el 21 de marzo de 2020). Asimismo, varios de los asistentes a ese encuentro social fueron diagnosticados con la enfermedad referida, resultando la muerte de uno de ellos”, argumentaron los camaristas Juan Pablo Salas, Marcelo Fernández y Marcos Morán en el fallo en el que confirmaron el procesamiento del joven.

“La ley no reprime el hecho de andar enfermando a la gente, sino el de andar diseminando o esparciendo la enfermedad que padece el autor”, indicaron los jueces. Es que el decreto presidencial reconociendo expresamente el riesgo que implicaba el carácter de pandemia otorgado por la Organización Mundial de la Salud al COVID -19, colocó a estas personas que ingresaban al país, provenientes de lugares con la categoría señalada, en una posición de especial protección de la salud pública.

LA NOTA DEL ABOGADO CON PRIMER PLANO ONLINE EN MAYO PASADO: 

“Esa calidad que revestía Torales imponía la exigencia de aislamiento, ya que había sido reconocido expresamente, el riesgo o posibilidad de haber entrado en contacto con el virus en el lugar donde había permanecido de vacaciones, donde la enfermedad ya estaba extendida y circulaba”, argumentaron. “Conocía esas disposiciones preventivas que lo obligaban a cumplir una rigurosa cuarentena, decidiendo ignorarlas, con un actuar imprudente y contrario a la normativa vigente”, concluyeron, ratificando la actuación del Tribunal Oral Federal 1 de Morón.

«ERIC TORALES Y LA JUSTICIA HIPÓCRITA»

El abogado de Torales, el ex juez Guillermo Tiscornia, se expresó de manera durísima contra la Cámara, y anticipó a primer Plano Online que ya apeló el fallo y recurrirá a Casación para intentar revertir la decisión.

Tal como había expresado en su momento, acotó la conducta de su cliente a “una transgresión” ya que “debió haberse quedado en su departamento y no acudir a la fiesta familiar”, aunque señaló que “de allí a atribuirle haber propagado el virus en la fiesta hay un abismo”, dado que “ninguno de los dos compañeros de viaje de Eric registró síntomas compatibles con el COVID 19”. “Es más: uno de ellos trabaja en una clínica médica privada y habiéndose testeado el resultado arrojó negativo”, precisó.

LO QUE PUBLICÓ TISCORNIA SOBRE EL FALLO: https://bit.ly/32Al47o

“La Justicia Federal de San Martín, mostrando una inconcebible renuncia a la averiguación de la verdad, omitió pedir informes a la Dirección General de Migraciones a efectos de conocer los movimientos migratorios de las casi 100 personas que asistieron al evento festivo; tampoco convocaron a testificar ni a los dos compañeros de viaje ni al tercer amigo de Eric, ni tampoco desde luego al encargado del edificio”, agregó.

“En forma mecánica y automática, y sin evacuar las citas de Eric, se optó con la formulación simplificadora: Eric regresó de EEUU y no guardó la obligación de aislamiento; por lo tanto Eric fue el importador y propagador del virus en la fiesta. Y así fabricamos al culpable”, se quejó el letrado. Y remató: “los protagonistas de esta Justicia Federal hipócrita tienen nombre y apellido; el señor juez federal de Morón doctor Néstor Barral y los magistrados de la Sala II de la Cámara Federal de San Martín”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram