Wednesday 17 de August, 2022

Conflicto en una empresa de Haedo: sindicato protesta por salarios y la patronal denuncia bloqueos

Se trata de Soluplex, que fabrica vasos descartables y envases para pochoclos, que entrega en cines de todo el país. El gremio de Papeleros asegura que liquidan mal los salarios, con básicos de 50 mil pesos, cuando el convenio del sector está en más del doble: 108 mil. La mediática dirigente macrista Florencia Arietto en el medio de la polémica.

Con esa filmación la abogada Florencia Arietto denunció el bloqueo a la empresa: el sindicato desmiente que se haya impedido ingreso y egreso

Un conflicto entre la patronal y el Sindicato de Papeleros mantiene en vilo a una empresa de Haedo. Se trata de Soluplex, que fabrica baldes para pochoclos, contenedores y vasos de polipapel para bebidas y alimentos, que se mudó hace cuatro meses a Morón luego de una trayectoria en Lomas del Mirador, en La Matanza.

En el medio una medida cautelar dictada por la Justicia de Garantías, que garantiza el libre acceso y egreso de personas y bienes que permitan el desenvolvimiento de las actividades de la empresa y obliga a que la patronal respete el derecho a que los trabajadores manifiesten sus reclamos mediante una huelga. 

Como siempre en este tipo de diferendo las versiones son opuestas. Desde la parte gremial, el reclamo se funda en dos despidos sin causa de parte de la patronal y en la mala liquidación de salarios. Desde la empresa, por su parte, la abogada Florencia Arietto, representante legal, denuncia que los sindicalistas impulsaron un bloqueo para impedir que la planta funcione con normalidad. Al respecto hicieron una presentación en la Fiscalía de turno de Morón para pedir que se investigue el caso. La propia dirigente vinculada a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, difundió filmaciones en la que asegura haber sido víctima de violencia.

Según informaron a Primer Plano Online desde el gremio, los sueldos básicos que paga la compañía son de 50 mil pesos por nueve horas de trabajo de lunes a viernes, mientras que el mínimo por convenio de trabajadores del sector es de 108 mil pesos. Además, comunicaron que hubo dos personas echadas de la plantilla: una de ellas por organizar el reclamo y la otra por negarse a firmar una hoja en blanco desconociendo los motivos de la protesta. “Es un acto de persecución antisindical”, aseguraron a este medio.

En esa sintonía, indicaron que “les hacen un contrato de 30 horas semanales y el resto se lo abonan en negro, cosa que no existe en el Convenio Colectivo de Trabajo. Además, como son todas máquinas modernas las que manipulan los trabajadores, les corresponde cobrar por una categoría superior, cosa que la empresa se niega a reconocer”, informaron desde Papeleros de Morón, cuyo secretario general es Néstor Sosa.

Entre otros planteos, reclaman por la falta de entrega de ropa de trabajo, herramientas y elementos de seguridad; pago de horas adicionales; pago de viáticos; incumplimiento de acuerdos paritarios y de la pausa alimentaria, tal cual la nota presentara en el Ministerio de Trabajo de la Nación. Son 35 en total los trabajadores que forman parte de la plantilla de Soluplex. Hasta el momento el gremio hizo dos paros y aguarda por una audiencia en la cartera laboral el próximo 8 de julio, bajo la posibilidad de iniciar una medida de fuerza por tiempo indeterminado.

Esta mañana el sindicato se presentó en la delegación Morón del Ministerio de Trabajo bonaerense, pero la empresa no mandó emisarios

No es una semana más para la fábrica. Este jueves próximo se estrena en los cines de todo el país la película de Los Minions, que se espera sea furor. La producción está a full porque deben entregar mercadería en salas sobre todo del interior, para lo cual la logística está preparada casi de modo milimétrico: un día de parálisis en la planta puede ser letal.

Primer Plano Online intentó infructuosamente comunicarse con gente de la compañía, pero los llamados fueron en vano. Arietto, por su parte, difundió en sus redes sociales un video en el cual se observa cómo fue agredida por un dirigente sindical, que “me pegó un manotazo al teléfono cuando estaba filmando”. La abogada afirma que el ingreso a la fábrica estuvo bloqueado, aunque desde el sindicato lo niegan: aseguran que ingreso y egreso del personal y de los camiones no estuvo impedido. Ella forma parte del Movimiento Empresarial Anti Bloqueo (MEAB).

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram