Tuesday 27 de September, 2022

Conflicto en la Universidad de La Matanza: denuncian despidos de docentes y pasantes

Hasta ayer eran 45 los profesores que dijeron haber sido echados de la entidad, la mayoría tras participar de una huelga en rechazo a otras cesantías. En simultáneo, 75 alumnos que trabajaban en un call center de la UnLaM también perdieron sus empleos.

Conflicto en la UNLaM
Mientras docentes y estudiantes denuncian despidos, las autoridades de la Universidad dicen que habrá reincorporaciones

Docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de La Matanza denunciaron más de cien despidos en distintas áreas de esa casa de estudios. En enero, la entidad académica había cesanteado a 21 profesores, y durante este mes volvió a hacer lo mismo con otros 45 educadores, muchos de los cuales habían denunciado, justamente, los despidos de principios de año.

Entre los estudiantes, los damnificados fueron 75, que se desempeñaban en un call center dependiente de la UnLaM –atiende reclamos del Ministerio de Energía– y que tenían contrato hasta el 31 de agosto. Las autoridades de la universidad sostienen que los 75 estudiantes “empezaron a ser dados de baja en un proceso paulatino, porque las tareas se han reducido” por decisión Ministerio de Energía, y prometen que 66 volverán a sus puestos. Sobre los docentes cesanteados esgrimen que habían “abandonado sus funciones”.

CALL CENTER

En febrero de 2014 empezó a operar un call center en el Centro de Atención de la Universidad, como un proyecto de Extensión Universitaria, que brinda un servicio de atención al público para Ministerios, municipios y otras entidades públicas y privadas. Con el gobierno anterior oficiaron de soporte técnico de Televisión Digital Abierta, Sedronar y el CCK. Pero, a partir del cambio de Gobierno, mantuvieron las tareas para el Ministerio de Energía, en las áreas de Tarifa social y Corte de Suministro.

“Nos contrataron en marzo de este año, hasta el 31 de agosto. El martes 16 de mayo nos presentamos a trabajar normalmente y nos empezaron a llamar de a uno y nos echaron. Anunciaron que estábamos despedidos porque el call center ya no recibía llamadas, algo que es mentira, porque todo lo que refiere a tarifas sociales se atendía ahí. No hay otro centro en el país que atienda esos reclamos”, contó Juan, estudiante de Derecho, quien prefiere resguardar su apellido por miedo a represalias. También cuestionó al centro de estudiantes, “porque nunca se acercó a los afectados”.

“El contrato de servicio profesional que se firmó, que cada uno de los estudiantes aceptó, estipula que ‘cada una de las partes podrá, en todo momento, rescindir el contrato notificando por escrito a la otra parte con cinco días de anticipación’”, explicó por su parte Víctor Riera, coordinador del sector. Desde la universidad afirman que 66 de los 75 estudiantes volverán a trabajar en el call center.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram