Wednesday 12 de August, 2020

Conmoción en Morón: vecinos del escribano que descuartizó a un hombre no lo pueden creer

Dos remiseros que tienen el local frente a la oficina de Ricardo Ignacio Baladía se mostraron sorprendidos por el aberrante episodio. El profesional fue detenido anoche mientras descartaba partes de un cuerpo en el Río Luján. Enteráte qué determinó la autopsia.

La escribanía de Ricardo Ignacio Baladía está ubicada en Almirante Brown 1085, del centro de Morón

“Nos cayó como un balde de agua fría. En lo personal me enteré esta mañana cuando vine a abrir el negocio y me encontré con la Policía. Hasta ayer tuvimos contacto con él. Muy buen vecino, no tenemos nada que decir de él”. El dueño de una remisería ubicada sobre la calle Almirante Brown al 1000, en pleno centro de Morón, más concretamente a media cuadra de la Municipalidad, manifestó su sorpresa en conversación con Primer Plano Online a propósito del conmocionante caso que se descubrió anoche.

Se trata del aberrante crimen que protagonizó el escribano Ricardo Ignacio Baladía (56), quien mató y descuartizó a lo que en apariencia es un hombre pero, por insólito que parezca, todavía la justicia no logró determinar a ciencia cierta. Según informaron fuentes de la investigación a este medio, el informe preliminar de la autopsia determinó que la víctima falleció producto de una herida de arma blanca a la altura del tórax que afectó corazón y vasos vitales.

«En principio el arma homicida podría ser un cuchillo de un solo filo, tipo Tramontina. Posteriormente al deceso el imputado habría procedido al desmembramiento cuyas laceraciones pudieron ser efectuadas con elemento similar a hacha o sierra», precisaron las fuentes. El imputado será indagado este viernes 15 de mayo en horas de la mañana, con asistencia de abogado particular.

“Todo da a pensar que se trata de la persona de la que se halló el DNI, por algunas señas particulares en el cuerpo y porque además se encuentra desaparecido”, agregaron los informantes. Todo indica que la víctima es Miguel Alejandro Pereyra (42), de quien se está intentando constatar qué tipo de relación tenía con el escribano y si tenía antecedentes penales.

El sujeto tenía en el DNI una dirección en Castelar, pero no había hecho cambio de su domicilio que en la actualidad era en Villa Tesei, partido de Hurlingham, donde los investigadores localizaron a su concubina. La mujer reconoció no saber nada de su paradero desde ayer.

El escribano fue detenido de inmediato al llegar la Policía: tenía sus manos ensangrentadas y había restos hemáticos

Otro dato que trascendió hoy y que confirmaron los investigadores es que Baladía fue ayer mismo hasta una ferretería de la zona a comprar una sierra. “Lo vi lavando el Corsa que está ahí en la puerta con la hidrolavadora”, contó el otro remisero entrevistado por Primer Plano Online.

El caso es investigado por la fiscal Mariana Virginia Suárez, interinamente a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 10 descentralizada de Luján, quien dispuso la aprehensión del escribano y su trasladado a los calabozos de la comisaría 1ra. de Luján.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram