Wednesday 18 de May, 2022

Conmoción por la muerte de Sebastián Amurín, el joven de Moreno que luchaba contra un cáncer en la cara

Lo comunicó su familia en las redes sociales, que rápidamente se llenaron de mensajes recordando su batalla y deseando un descanso en paz. “Él ya no sufre más”, fue el posteo con el que hicieron conocer la lamentable noticia.

Sebastián Amurín tenía 25 años y peleaba contra un sarcoma embrionario en el maxilar derecho

Sebastián Amurín, el joven que desde hace años peleaba contra un cáncer en la cara, falleció hoy según comunicó su propia familia en las redes sociales, que rápidamente se llenaron de mensajes de conmoción por la lamentable noticia.

“En el día de la fecha lamentamos comunicar que Sebastián ha fallecido. En el transcurso del día vamos a dar datos de dónde será velado. Muchas gracias a todos por el incondicional apoyo de todos estos años. Él ya no sufre más”, indica el posteo en Instagram.

El muchacho encaró una larga lucha contra un sarcoma embrionario en el maxilar derecho. A diario en una interacción permanente a través de sus cuentas mostró cómo era vivir con ese tumor en su cara y también cómo peleaba contra la burocracia de los trámites para ser atendido. Asimismo, sus pocas expectativas de revertir la situación.

En los últimos meses, luego incluso de haber encarado una radio virtual con la que compartía su sueño de ser locutor junto a su mamá, Sebastián se había alejado de la exposición por los constantes dolores que padecía. “Ya no sé cómo escribir que no me quiero morir, ya no sé cómo pedirle a Dios que por favor pare todo esto que no quiero sufrir más”, fue uno de sus últimos textos en su cuenta de Facebook.

“No puedo creer que con 25 años tenga que decir me voy a morir en cualquier momento, lucho todos los días de mi vida, con dolores, hemorragia, con éste tumor que cuelga de mi cara y lastima cada vez más y no solo yo, sino que mi familia también lucha y sufre a la par mía y peor muchas veces. Por favor ayúdenme, no quiero sufrir más, no quiero morirme, no estoy listo. ¿Quién puede estar listo para morir? Nadie”, acotó. Era un grito desesperado que menos de un mes después retumba más que nunca.

“No hubo ni hay nada que pueda frenar este tumor. Busqué y busqué miles de cosas como lo convencional y la medicina alternativa, pero nada funcionó, me llegaron millones de msj que pruebe un montón de cosas y créanme que las probé pero no funcionaron”, se lamentó. Y cerró, casi con tono de despedida: “gracias a todos por tanto amor, realmente estoy con el alma rota en dos perdón y gracias por tanto amor, sean felices y disfruten la vida que aunque no lo crean es muy corta pero hermosa, adiós”.

QEPD, Sebastián. Gracias por el ejemplo de lucha que dejás.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram