Friday 4 de December, 2020

Conocé la historia del bailarín que hizo de su obesidad un incentivo y logró deslumbrar a Marcelo Tinelli

Emiliano Medina tiene 29 años, vive en Laferrere, es coreógrafo y docente. Un video que lo muestra desplegando su arte a pura pasión se hizo viral y le cambió la vida. Un caso ejemplar que derriba preconceptos y alienta a luchar… y bailar por un sueño.

Tinelli se enamoró de la historia de Emiliano y quiere darle una oportunidad en el Bailando 2019

Durante su infancia Emiliano vivió en Ituzaingó. Allí, a sus 10 años bailaba en su habitación copiando las coreografías de ‘Chiquititas’ con un poco de vergüenza porque estaba seguro de que ese era un hobbie reservado para las chicas. Dos años después se mudó a Laferrere y siguió desplegando su única pasión.

Fue entonces cuando le pidió a su papá que le pagara las clases de danza, pero se enfrentó con una rotunda negativa. “Si no querés pagarme un psicólogo después, pagame danza ahora” le contestó Emiliano a quien todo se le venía haciendo cuesta arriba. “Yo tenía un cuerpo gordo. Me mataba entrenando y bailaba en un grupo, pero entraban otros varones esbeltos, con la típica belleza hegemónica, y a mí me mandaban al fondo. Yo fui absorbiendo la mirada de los demás que dice que para ser bailarín tu cuerpo tiene que ser flaco, divino», se apena.

 

Emiliano creció convencido de que quería dedicarse al baile y pensó que si no podía ser bailarín al menos podría ser el profe gordito que él no tuvo: el que da confianza y alienta a seguir una vocación. Así la siguió remando y se recibió de profesor de danza jazz y luego de danzas urbanas. Ni su papá creyó que podía vivir del baile, pero Emiliano empezó a dar clases y a formarse como coreógrafo para entrenar bailarines, pero como todavía no podía mantenerse hacía trabajos paralelos: fue empleado de limpieza en el Banco Central, recepcionista en una remisería y atendió un kiosco.

Hace un año y medio finalmente logró alquilar un local e inaugurar su propio estudio en Laferrere: Buenos Aires Dance Studio. Allí entrena a un grupo de alumnos que este año viajarán a Phoenix, Estados Unidos, para competir en el World Hip Hop Dance Championship. Emiliano será el líder de un grupo de 21 jóvenes que desplegarán la coreografía que diseñó para ellos.

Emiliano propone vivir libremente "sin esperar la aceptación de la mirada ajena"
Emiliano propone vivir libremente «sin esperar la aceptación de la mirada ajena» 

Después de idas y vueltas y dejar de bailar en público por mucho tiempo, hace un año fue por primera vez a una ‘Fiesta Turbo’, en la que se presentan «cuerpos disidentes, diversidad sexual y se respira libertad», resume el propio Emiliano. El lema de la fiesta fue «bailar libera» y él le hizo honor.

Finalmente, hace pocos días le hicieron una entrevista en el programa radial de diversidad sexual «No se puede vivir del amor» y su vida cambió para siempre. Franco Torchia -el conductor del ciclo, que tiene casi 40.000 seguidores en Twitter- subió un video de Emiliano bailando y escribió: “Emiliano Medina baila súper bien, tiene 29 años, es coreógrafo y docente. Es gay y vive en Laferrere. Tiene un cuerpo gordo”. Después de obtener miles de ‘me gusta’ y reproducciones Marcelo Tinelli vio el tuit y propuso públicamente «darle una oportunidad» para participar del próximo «Bailando por un sueño».

«Me dejó en shock todo lo que pasó. Me gusta el reconocimiento pero me asusta estar expuesto a las miradas. A veces uno puede trabajar para estar fuerte pero si la sociedad sigue estando llena de prejuicios es difícil. Si yo hubiera escuchado todos los ‘no’ hoy estaría trabajando en una oficina o detrás de un mostrador. Es un proceso de amor propio que hay que sostener todos los días. No esperar la aceptación de la mirada ajena, porque los años pasan, la vida se pasa», le confesó Emiliano Medina a Infobae después del tuit de Marcelo Tinelli.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram