Friday 4 de December, 2020

COPARQUI, una entidad al servicio de la recolección de reciclables y residuos informáticos en Hurlingham

La Cooperativa de Agua Parque Quirno provee este servicio en red a más de 4200 frentistas. Además realizan tareas de albañilería y reciclado de aceite de cocina, plástico y elementos tecnológicos.

Hace cuatro años la Cooperativa de Agua Parque Quirno desarrolló dos unidades funcionales: COPARQUI Servicios, a cargo de trabajos de albañilería para terceros como la conexión cloacal y mantenimiento; y COPARQUI Reciclar, que funciona como punto de acopio de recolección de residuos generados en el hogar. Esta unidad colecta y enfarda (si es necesario) para acumular y luego entregar lo recolectado a aquellos que realizan el proceso final de reciclado.

Primer Plano Online dialogó con su presidente, Enrique Mujica, quien manifestó que desde la organización “siempre tuvimos en claro que quienes se llevaran lo acopiado terminarían dándole uso como materia prima, y por otro lado, que queremos ser vanguardia en Hurlingham en un proceso integral”.

Entre las iniciativas más novedosas de COPARQUI se encuentra la recolección de residuos tecnológicos (computadoras, televisores, impresoras, partes de CPU) que, en articulación con la Fundación Equidad (encargada del proceso selectivo final) clasifican aquellos elementos que pueden ser reciclables, en cuyo caso se los readapta y destina a escuelas e instituciones de bien público. Mientras tanto, a aquellos que son defectuosos de manera terminal se les da un tratamiento final.

Mujica supervisa el enfardado, mientras continúa el acopio y recolección de reciclables en distintos puntos verdes del distrito

Este año, pese a la pandemia, no ha cesado la recolección PET: el Polietileno Tereftalato, es un tipo de plástico comúnmente utilizado en envases y botellas de gaseosa, agua y aceite, entre otros. Mujica detalló que “antes que termine el mes vamos a entregar alrededor de 11 toneladas de material”. En dos años COPARQUI adquirió ocho canastos de unos 1100 m2 refaccionados y colocados en distintos puntos como clubes, escuelas y barrios abiertos y cerrados. Allí los vecinos pueden acercarse y dejar sus reciclables que al llegar a la sede se los clasifica por color y material antes de enfardarlos. “Con el tiempo logramos comprar un tráiler con el dinero recaudado que nos permite trasladar cada 60 días aproximadamente lo recolectado a Planta Reciclar S.A., una empresa de Avellaneda, donde se lo procesa como materia prima para ser vendido a los distintos fabricantes”, explicó el titular de la organización.

Otra sección de reciclaje con mucho éxito son los puntos de acopio de aceite de cocina para la producción de biocombustibles, que encaran en conjunto con el Municipio de Hurlingham. Para su entrega, el aceite debe estar frío y filtrado; se lo deposita en un bidón o botella plástica y no debe mezclarse con agua o restos de comida, ni colocar en los recipientes aceite de motor u otros aceites minerales.

Consultado sobre qué hacer con las pilas agotadas, Mujica llamó la atención acerca de la costumbre de acumularlas dentro de una botella y señaló que si bien no es experto en la materia “especialistas indican que es una práctica mucho más nociva y peligrosa que desecharlas con los residuos”.

Desde la entidad invitan a la comunidad a que siga contribuyendo con el cuidado del medio ambiente y a que acerquen sus residuos a la sede ubicada en Los Arboles 2070, en Hurlingham. 

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram