Friday 25 de September, 2020

Crece el escándalo político en Morón por fraude y falsificación del concejal macrista Emiliano Catena

Primer Plano Online profundizó la investigación en torno a la situación del edil de Juntos por el Cambio. Otro perito calígrafo confirmó que las firmas en las notas presentadas por Catena son apócrifas, con lo cual todo lo actuado hasta el momento es nulo, tanto por él como por su reemplazo.

La investigación presentada hace una semana por Primer Plano Online sobre el viaje a Miami del concejal de Juntos por el Cambio en Morón Emiliano Catena ya tiene ramificaciones judiciales. La causa, luego de la denuncia penal radicada por el presidente del Concejo Deliberante, Jorge Laviuzza, recayó en la UFIyJ Nº 4, a cargo de la fiscal Paula Salevsky, y ya empieza a tener resultados concretos.

El titular del cuerpo deliberativo solicitó a la justicia que se investigue si Catena incurrió en el delito de falsedad ideológica y defraudación a la administración pública. ¿El motivo? El dirigente macrista pidió a sus pares una licencia pero lo hizo con sendas notas, con una semana de diferencia, que está claro no fueron firmadas por él, dado que había salido de la Argentina en un vuelo humanitario el 15 de mayo. Ambos escritos fueron presentados con fecha 21 y 26 de mayo, cuando el protagonista del escándalo ya estaba en tierras norteamericanas.

El artículo de Primer Plano Online forma parte del expediente judicial con un hecho en particular. Se trata del resultado de la pericia realizada por la perito calígrafa Stella Maris Bononi (Tomo 3-Folio 72), quien luego de la documentación que le hizo llegar un cronista de este medio llegó a la conclusión de que las rúbricas en ambas notas de Catena están hechas por “puños ejecutores distintos, que no coinciden con el acta original de él”. Es decir, los pedidos de licencia son apócrifos.

Laviuzza, por su parte, ordenó realizar un peritaje de las firmas de Catena y el estudio técnico a cargo del perito calígrafo Marcelo Fabián Urriza (Tomo 4-Folio 120), en base a documentación original, arrojó el mismo resultado del que consultó este medio. Esto es decir que el concejal no firmó esas notas y hubo falsificación de documento público en ambos pedidos de licencia.

Cabe recordar que el primero de esos textos fue entregado por Walter Anzorena (hasta ese momento secretario de bloque de Juntos por el Cambio y a la postre, reemplazo del propio Catena) y el segundo fue presentado por la actual diputada provincial María Eugenia Brizzi, cercana a Catena y que oficia de articuladora política entre su fuerza política y el Ejecutivo municipal, bendecida para ese rol por el exintendente Ramiro Tagliaferro.

Según pudo saber Primer Plano Online, toda esa documentación ya fue aportada a la fiscal. Para Pablo Quiroga, el abogado que patrocina la causa en representación del Concejo Deliberante, a partir de la falsificación de las firmas todo lo actuado es nulo. Esto es la licencia de Catena y la asunción de su reemplazante, el citado Anzorena, que ocupa la banca por estas horas, pero de manera ilegítima. Algo así como un concejal trucho.

DERIVACIONES DEL ESCÁNDALO

También se evalúan las repercusiones políticas de este escándalo. ¿Cuál es el rol que le cupo a la diputada Brizzi, representante del pueblo en la Legislatura provincial, presentando un documento apócrifo en una institución que ocupó hasta diciembre pasado y siendo también una mujer formada en leyes? Termina siendo parte de un entramado de mentiras, falsificación y fraude, y todo indica que su testimonio será requerido por la justicia.

Otro dato interesante para evaluar hasta dónde llegan las astillas de este descalabro político es que, hasta ahora, un activo participante de las redes sociales como es Catena nada expresó sobre el tema. Pero tampoco nadie de su entorno: lo dejaron solo, y no se conoce testimonio alguno en su respaldo.

Mentiras, falsificación y viaje de un concejal a Miami: la trama secreta de un escándalo político en Morón

El programa periodístico Primer Plano intentó comunicarse con el concejal para hacer una entrevista y ofrecerle un espacio para que haga su descargo. “No, gracias”, fue la respuesta de su encargado de prensa, Santiago Salinas, que a las pocas horas envió un comunicado de prensa a la redacción de este medio en nombre del edil. En el texto se podía leer una suerte de desmentida sobre los dichos de algunos funcionarios, aunque en rigor todo lo que dice allí confirma lo publicado por Primer Plano Online.

Incluso pone al descubierto que era mentira el supuesto problema de salud de un familiar y blanquea que viajó con su hija porque la niña extrañaba a la madre, que estaba en Miami. El tema es que también comunica algo que es falso: dice haber viajado por un vuelo comercial de LATAM y que estuvo autorizado por tener residencia norteamericana. La mentira radica en que los vuelos comerciales no están autorizados y él se trasladó en un avión de los denominados humanitarios.

Las fronteras de Argentina están cerradas y sólo se puede salir por vía aérea a través de vuelo privado, por ejemplo, como lo hizo Susana Giménez. La alternativa es un vuelo humanitario, que es el que usó Catena. Esos vuelos especiales son parte de un acuerdo entre países y están autorizados a viajar ciudadanos repatriados, los que tienen permisos de trabajo y obligaciones en otros lados o por temas de salud.

“Se fue en un avión que usó no se sabe con qué artilugios. Y sin autorización del Concejo Deliberante, dado que presentó la licencia una semana después de haberse ido”, indicó el abogado Pablo Quiroga. La otra parte de la denuncia es la que recayó en la Justicia Federal, para saber si Catena violó la cuarentena. “Se fue con un menor de edad que tenía prohibición de salir del país. Todo retroactivo del 15 de mayo, y encima a un país en donde el virus está haciendo estragos”, agregó el letrado.

El abogado pidió oficios a embajada de Estados Unidos, a Cancillería, a Migraciones: quiere saber en concepto de qué le dieron a Catena el permiso para salir del país. Lo cierto es que el Concejo Deliberante no sabía cuál era la situación y que Catena se iba a ir de la Argentina. Y presentó un primer pedido de licencia para el 10 de junio cuando había salido del país el 15 de mayo, con lo cual ya no podía cumplir sus funciones. Es decir, iba a cobrar su dieta como concejal sin estar en condiciones de representar a quienes lo votaron.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

1 Comentario en Crece el escándalo político en Morón por fraude y falsificación del concejal macrista Emiliano Catena

  1. Espero no le paguen un mango a este sinvergüenza no solo violó la cuarentena sino que en este momento que estamos viviendo es cuánto más tiene que estar ayudando a los vecinos de Morón .Como lo hacen el resto de los concejales y empleados del Municipio y quiero destacar la ayuda por parte del Intendente Lucas y el Jefe de Gabinete Hernán son unos genios. Espero que se haga justicia con este Concejal trucho. Gracias

Los comentarios están cerrados.