Tuesday 7 de February, 2023

El abrazo de gratitud a Cristian Lillo, el gran capitán del Deportivo Morón que anuncio su retiro del fútbol

El volante pretendió colgar los botines antes que el deporte lo abandone a él. La última temporada la padeció, con lesiones y poca continuidad en el equipo, del cual fue relegado a punto tal que le habían comunicado que no sería tenido en cuenta.

Cristian Lillo y la pelota al pie, un emblema de su carrera a la que puso punto final

“Llegó ese día que nunca quería que llegue. Hoy anuncio mi retiro del fútbol profesional”. Cristian Lillo, el gran capitán del Deportivo Morón, colgó los botines “estando seguro y feliz de la decisión que estoy tomando”.

Un tipo reconocido por sus cualidades en el campo de juego y, fundamentalmente, por su don de gente, que fue protagonista de las grandes conquistas deportivas de la última década en el ‘Gallo’ y que ahora, frente a la determinación de no ser tenido en cuenta por la dupla técnica, prefirió optar por cambiar de rumbo.

“Siempre que imagine este día. Lo hice deseando que, llegado el momento, fuera yo quien tome la decisión y no que me retire el fútbol y que me encuentre en plenitud física. Gracias a Dios se dan las dos cosas”, precisó Lillo sobre el punto final que decide ponerle a su carrera en la que vistió, en los últimos ocho años y medio, la camiseta de Morón.

“Quiero agradecer a todos los clubes que confiaron mí, ex compañeros, periodistas, empleados e hinchas, representantes, a mis amigos, mi familia, mi mujer e hijo. Pero principalmente a la Sociedad de Fomento Alianza por ser mi casa desde los cinco años y a MI PAPÁ y MI MAMÁ, que sin el sacrificio que hicieron, que fue igual o más al que hice yo, no podría haber llegado a ser jugador profesional”, posteó el ahora exfutbolista.

Sin dar pistas sobre lo que vendrá, Lillo se manifestó “feliz de haber dejado hasta lo último que tenía por esta hermosa profesión, la más linda del mundo, que es ser jugador de fútbol”. Y cerró con un “hasta siempre” el mensaje que rápidamente se viralizó y ameritó cientos de comentarios de gratitud y de emoción por haberlo cruzado en el camino.