Tuesday 6 de December, 2022

Crack de la vida: Cristian Lillo inauguró un gimnasio en la sociedad de fomento que preside

Luego de cinco años de esfuerzo y de juntar moneda tras moneda, logró completar la obra y dejarla formalmente en funciones. A diario, con las diversas disciplinas que brindan, reciben alrededor de 250 chicos y chicas de los barrios cercanos.

Lillo, el intendente Diego Valenzuela e integrantes de la comisión directiva fueron parte de la inauguración

“Es un sueño que empezó hace muchos años, con gente que lamentablemente ya no está, y haberlo cumplido es algo hermoso para nosotros, porque cada obra nos cuesta muchísimo. Así que estamos muy felices de poder concertarlo”.

Cristian Lillo, ese volante central del Deportivo Morón que mezcla algo de exquisitez con don de mando y garra cuando es necesario, no sólo es uno de esos líderes positivos que cualquier plantel competitivo necesita para ir al frente. También es un tipo que hace del altruismo un culto, y que siempre tiene una mirada atenta a lo que sucede a su alrededor.

Ya en plena cuarentena, y en lo más duro del aislamiento social, el futbolista organizó ollas populares para compartir un plato de comida caliente con la gente más necesitada del barrio en donde está ubicada la entidad, sobre la calle México 2881 de Caseros. En aquel entonces era presidente de la Sociedad de Fomento Alianza y tenía un anhelo, que jamás dejó de lado pese a las dificultades económicas que se interpusieron.

Ayer por la noche, en compañía de gente representativa de la institución barrial y del intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, inauguraron un gimnasio de usos múltiples en un espacio que era una terraza. “Hace cinco años que estamos con ese tema y por suerte lo pudimos terminar. Lo hicimos con recursos propios y con subsidios de parte del gobierno nacional y municipal”, detalló Lillo en conversación con Primer Plano Online.

Allí, en ese club de barrio, brindan diversas disciplinas deportivas para chicos y chicas. “Tenemos fútbol infantil, patín, tela, karate, kick boxing, distintos tipos de bailes y también hay un espacio para recibir a centros de jubilados. Son alrededor de 250 nenes y nenas de distintas edades que vienen a aprender”, describió el presidente de la entidad.


A la hora de expresar sus emociones, Lillo habló de un momento muy especial en su vida, y mencionó particularmente al ‘Ruso’ Godoy, que “fue el propulsor de esto”. Se trata de expresidente de la sociedad de fomento que falleció hace tres años y medio, pero su obra permanece en la memoria colectiva de la comunidad de Alianza.

Para finalizar, ya que hace rato no juega por una lesión traicionera en la zona lumbar, Lillo confirmó que ya recibió el alta médica y esta semana pudo entrenarse a la par de sus compañeros. No está citado para el sábado, pero es cuestión de días verlo nuevamente con la camiseta del ‘Gallo’. Por ahora, a celebrar el logro institucional.

Morón venció a Agropecuario
Lillo y el grito de gol: una costumbre poco habitual en el ‘Gallo’, porque su rol es el de ordenar desde la mitad del campo

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram