Saturday 19 de September, 2020

Cupo laboral para trans, travestis y transgéneros: “necesitamos construir mayores niveles de igualdad”

El proyecto es impulsado por la diputada nacional del Frente de Todos Mónica Macha, presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad. La norma también plantea distintos niveles de acompañamiento para las personas que accedan a los puestos.

“Esta ley responde al contexto de alta vulnerabilidad de la comunidad de personas travestis, transexuales, transgéneros, mujeres trans y masculinidades trans de Argentina", explicó la diputada Macha

La diputada nacional por el Frente de Todos Mónica Macha es la promotora de un proyecto de ley que busca instituir el cupo laboral del 1% de los puestos de la administración pública nacional para personas que se autoperciben travestis, transexuales, transgéneros y masculinidades trans.

La iniciativa, que había sido presentada en 2018 pero perdió estado parlamentario, fue presentada con amplio acompañamiento del bloque Frente de Todos y tiene como antecedente la ley impulsada por la referente travesti Amancay Diana Sacayán en 2010, y que fue aprobada en 2015 en la provincia de Buenos Aires, donde se implementó recién a fin del año pasado. Una norma similar fue aprobada en Chubut, donde comenzó a implementarse este año, y está en proceso de debate en distintas jurisdicciones del país.

“Esta ley responde al contexto de alta vulnerabilidad de la comunidad de personas travestis, transexuales, transgéneros, mujeres trans y masculinidades trans de Argentina, que tiene una expectativa de vida que no supera los 35 años”, fundamentó Macha, quien también explicó, en conversación con Adrián Noriega en la emisión del programa periodístico Primer Plano, el porqué de la obligatoriedad.

Se trata de una población que se enfrenta a obstáculos estructurales para acceder al trabajo formal, como la falta de oportunidades reales, prejuicios sociales, estigmatización, violencia y exclusión del circuito laboral. Existe, para esta población, una situación de emergencia laboral ya que el 95% no tiene un trabajo formal. Además, en el texto se explicita que no será requisito la terminalidad educativa, aunque sí luego habrá planes de formación.

«El proyecto de ley está dedicado a quien fuera su mentora e impulsora, la militante travesti por los Derechos Humanos Amancay Diana Sacayán, asesinada brutalmente el 11 de octubre de 2015, víctima de un travesticidio. Éste fue juzgado y la sentencia en la que se condenó por travesticidio a uno de los asesinos es un precedente clave en la lucha contra la impunidad de travesticidios y transfemicidios a nivel mundial», concluyó Macha.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram