Wednesday 23 de September, 2020

Barbijo-gate: rompe el silencio el empresario de Merlo preso por el escándalo de corrupción que salpica a Rodríguez Larreta

Damián Nevi habló con Primer Plano Online desde la alcaidía en la que se encuentra detenido. Asegura que es “una causa política” la que lo tiene privado de su libertad y que también es víctima. De hecho, asegura que tiene para devolver los 60 millones 800 mil pesos que le depositaron.

El jefe de Gobierno porteño quedó envuelto en el escándalo por la compra directa de barbijos a un precio millonario que nunca fueron entregados

El único detenido hasta el momento por el escándalo con la compra de barbijos en el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (GCBA) es un empresario oriundo de Merlo. Damián Nevi, que tiene a su mujer cursando un embarazo de riesgo y atraviesa la pandemia tras las rejas desde el pasado 19 de mayo, luego de una orden judicial de allanamiento en su vivienda de la calle De los Españoles al 4.100, en Pontevedra, asegura que es “inocente” y víctima de una “causa política”.

Además, afirma que tiene en su cuenta bancaria 60 millones 800 mil pesos que le fueron transferidos para realizar la operación a disposición de la justicia para reintegrar a la administración porteña, y que no es responsable de que la entrega de los barbijos no se haya podido realizar, sino que atribuye esa imposibilidad al “clima caótico” de importaciones.

AUDIO: EL TESTIMONIO DE DAMIÁN NEVI EN DIÁLOGO CON PRIMER PLANO ONLINE: 

 

En el medio hay una historia de triangulaciones, compras directas, empresas conformadas para la ocasión y, como mínimo, irregularidades administrativas que ya costaron las renuncias de dos funcionarios de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, no por este caso en particular sino por situaciones paralelas. Se trata de Nicolás Montovio, que se encontraba a cargo de la Subsecretaría de Administración del Sistema de Salud, y Gonzalo Robredo, quien presidía el Ente de Turismo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El primero estuvo involucrado en la compra directa de 15.000 barbijos a $3.000 cada uno realizada el 5 de abril a la compañía Green Salud; el segundo por la contratación de un hotel para alojar a pacientes con coronavirus.

Como telón de fondo hay un escándalo por el dinero invertido en una compra que jamás se concretó. Al momento de aceptar la dimisión de ambos, el gobierno porteño informó que «han habido situaciones que identificamos que pueden generar malas interpretaciones respecto de la transparencia a la que aspiramos habitualmente en el Gobierno de la Ciudad».

Nevi, en rigor, es un eslabón clave para la operatoria, porque es quien aportaba el insumo requerido por el comprador. Aunque la firma a la que se adjudicó la compra directa es otra: se llama E-Zay, que es la responsable de subcontratar al empresario merlense, propietario de la Medinsumo S.R.L., dedicada a la provisión de insumos sanitario. También fueron procesadas, aunque sin prisión preventiva, Paula Edith Fernández y María Elena Canali, quienes participaron en la operación como intermediarias, conocidas en el ambiente como brokers.

Damián Nevi se defiende y afirma que no pudo entregar los barbijos por el «clima caótico de importaciones» como consecuencia de la pandemia

Desde su lugar de detención, en la Alcaidía 12 de Capital Federal, el empresario de Merlo describió cómo fue el procedimiento por el cual se encuentra privado de su libertad. “Yo vendí un barbijo a $30 más IVA, un producto cuyo costo para mí era de $24,55. Le estaba ganando al barbijo $1,45, porque las dos intermediarias (Fernández y Canali) le ganaban $2 cada una. Mientras, Leonardo Morbelli (el titular de la firma E-Zay) le vendió los barbijos a $68 a la Ciudad. ¿Y yo soy el estafador?”, se preguntó. “No comprendo cómo estoy yo preso y los demás todos libres”, agregó.

La jueza Paula Verónica González, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 40, a cargo de la investigación, ordenó el arresto de Nevi por considerar que existen elementos “que permiten advertir una entramada maniobra delictiva con el objeto de hacerse de un perjuicio en detrimento del Estado”. Esa medida fue ratificada por la Sala 7 de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en un fallo firmado por los jueces Juan Esteban Cicciaro y Mariano Scotto, que además rechazó su arresto domiciliario.

Los tres magistrados intervinientes en el proceso consideran que existe riesgo de fuga por parte de Nevi, y lo sustentan en el hallazgo de ochocientos diez mil pesos ($ 810.000) en su habitación al momento del allanamiento en su casa. Esa plata estaba dentro de una valija con una nota que rezaba ‘Este es el pago tuyo’. Para los jueces, eso “permite inferir que Nevi contaría con recursos económicos suficientes para eludir el accionar de la justicia”.

Leonardo Morbelli, presidente de E-Zay, la empresa que contrató a Medinsumo, la pyme de Damián Nevi

“Ese dinero lo tenía de compras de barbijos KM 95, por una operación anterior. Lo expliqué en las dos indagatorias que tuve”, explicó Nevi, cuya defensa presentó dos pedidos de excarcelación y recibió la negativa ante ambos planteos. “Estoy a disposición desde un primer momento. No entiendo este mamarracho que están haciendo conmigo”, consignó. Es más: también reveló que intentó realizar la devolución del dinero por transferencia electrónica el pasado 17 de abril, pero el Banco Credicoop retuvo la operación. “Eso es fácilmente comprobable”, enfatizó.

Y describió otra irregularidad en la operatoria. “Para ser proveedor del GCBA, uno tiene que tener un antecedente de diez años, como mínimo, en el rubro, y cumplir con varios requisitos. E-Zay no los tenía ni los va a tener tampoco, porque dos meses en el mercado y ya se mandó esto. A mí me pasa lo mismo. ¿Quién me levanta la empresa ahora?”, concluyó.

Nevi está acusado de participar primero como jefe de una asociación ilícita para estafar al gobierno porteño a través de la compra directa de cinco millones de barbijos. Ahora la carátula cambió a estafa simple, y es el único privado de la libertad en medio de una escandalosa investigación, que tendrá más derivaciones en el corto plazo.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram