Saturday 26 de September, 2020

Del obispo de Morón, Jorge Vázquez: “No puedo hablar de Dios si el otro tiene hambre”

En una entrevista mano a mano con Adrián Noriega, el titular de la Diócesis de Morón, Hurlingham e Ituzaingó valoró el trabajo de la iglesia para ayudar a que la gente en extrema vulnerabilidad pueda recibir alimentos a diario. Ollas populares y comedores, claves para mantener la paz social.

Monseñor Jorge Vázquez cumplió tres años al frente del Obispado de Morón, que nuclea también a Hurlingham e Ituzaingó

“Yo no le puedo hablar de Dios si el otro tiene hambre y no hago nada para que salga del hambre”. La definición pertenece al obispo de Morón, Jorge Vázquez, durante una entrevista con Adrián Noriega en el programa periodístico Primer Plano, en la que celebró sus tres años al frente de la Diócesis, que abarca también a Ituzaingó y Hurlingham.

A lo largo de una charla que atravesó diferentes tópicos, monseñor Vázquez valoró particularmente el aporte de intendentes, de empresarios, de movimientos sociales y de la propia Iglesia para mantener la paz social, sobre todo en lo que hace a la asistencia alimentaria. Las parroquias de la zona albergaron a cientos de personas: en Morón Sur, en el barrio San Alberto de Ituzaingó y en William Morris, por ejemplo, allí se armaron ollas populares.

“Sirvieron para paliar el hambre y para frenar conflictos sociales”, destacó el religioso. “Eso hace a nuestra misión”, enfatizó el obispo. Al respecto, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea, había advertido ayer que, luego del coronavirus, Argentina se enfrentará a «la pandemia del hambre, de la desocupación, de la lucha por el poder, de muchas dificultades para poder llegar a fin de mes», ante lo cual pidió prepararse para «un tiempo de mucha unidad en la diversidad».

“LO PEOR QUE NOS PUEDE PASAR ES PROFUNDIZAR LA GRIETA”

Monseñor Jorge Vázquez reflexionó también sobre la foto de unidad política para enfrentar la pandemia que se observa en cada anuncio presidencial a propósito de la extensión de la cuarentena, donde se muestran juntos y en sintonía el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El propio papa Francisco plantea que «estamos frente a una oportunidad, él la llama una oportunidad de regenerar situaciones inéditas». Particularmente habla de “buscar un estilo de vida más austero que pueda favorecer la distribución de recursos entre nosotros; una conversión que cambie estilos de vida, que cambie hábitos de consumo, que frene el maltrato que le estamos dando a la naturaleza y, al mismo tiempo, el maltrato que le estamos dando al hermano que tenemos cerca, sobre todo si es pobre».

“Lo peor que nos puede pasar es profundizar la grieta”, describe el obispo de Morón en línea con el pensamiento del Sumo Pontífice. Y enfatiza que “para que exista una verdadera unidad tiene que haber solidaridad”. “La unidad es superior al conflicto. Un pueblo se construye desde la unidad, no desde el conflicto. Una unidad en donde caben todas las diferencias, que no sea uniformidad”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram