Thursday 28 de January, 2021

Delincuentes volvieron a asaltar a Carolina Píparo, que quedó en medio de un confuso episodio tras embestir a una moto

La legisladora, que fue baleada en 2010 por motochorros que le dispararon pese a que en su abdomen gestaba un embarazo de ocho meses, volvió a sufrir el accionar de los malvivientes. Ella misma hizo una descripción de los hechos y reconoció que arrolló con su auto a una moto.

Carolina Píparo volvió a sufrir el accionar de motochorros, que le robaron la cartera y el celular

En la mañana del 29 de julio de 2010, una salidera bancaria en la ciudad de La Plata conmocionó al país. Carolina Píparo, una mujer de 33 años y embarazada de ocho meses, fue asaltada por motochorros que pretendían robar el dinero que había extraído minutos antes de una entidad financiera para una operación inmobiliaria. Durante el asalto, Carolina recibió un disparo en la cara por el que debió ser internada y operada y que precipitó el nacimiento de su hijo Isidro, que a los pocos días finalmente murió.

Ahora, la mujer que desarrolló una serie de acciones que le valieron llegar a una banca como diputada en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, volvió a sufrir el accionar de los delincuentes a bordo de varias motos. Ocurrió en la madrugada de hoy, mientras iba con su marido a llevar a su suegro a la casa, después de pasar las fiestas de fin de año en su casa en el Grand Bell. 

Según describió la propia Carolina Píparo, el hecho ocurrió en la calle 44, entre 15 y 16 de La Plata, donde la actual diputada provincial de Juntos por el Cambio fue abordada por un grupo de motos, cuyos conductores la apuntaron con una pistola y le robaron sus pertenencias. Posteriormente, mientras iban a realizar la denuncia, se cruzaron con los malvivientes y embistieron a una moto, en un confuso episodio.

En un texto enviado por la legisladora a través de su vocera a Primer Plano Online, la descripción de los hechos fue la siguiente:

«Hoy lo puedo contar porque los seis motochorros que me abordaron decidieron no disparar. Mi marido y yo fuimos a llevar a su papá a su casa luego de la cena familiar de fin de año. Ellos estaban bajando vajilla del vehículo y en ese momento en el que yo quedo en el interior del auto, me abordan seis delincuentes a los que les entregué mis cosas apuntada por una pistola».

«Luego de llamar al 911, se acerca la Policía y me indica a qué Comisaria debo ir a radicar la denuncia. Yendo al lugar, cruzamos las motos que me habían abordado, mi marido los sigue mientras yo me comunico al 911 indicando al operador por qué calle iban tratando de no perderlos de vista para que la policía sepa dónde encontrarlos. En un momento se suman dos motos a esas tres motos y las cinco nos cierran el paso, chocamos con una de ellas y tres nos empiezan a perseguir».

«No sé cuantas cuadras hicimos hasta encontrar a la Policía con ellos atrás pretendiendo atacarnos. Me informaron que las dos personas a bordo de la moto están en buen estado de salud y la investigación del robo está en curso. Fue una pesadilla de nuevo, yo soy conocida y puedo estar en las noticias hoy, pero esta es la realidad de muchos bonaerenses, a los que no les pasan estas situaciones ni una vez ni dos: hemos escuchado números como 7, 10 o más veces en las que una persona o distintos miembros de una familia pasan por un delito».

«Gracias a los que se preocupan, este fue mi inicio del 2021. Espero realmente mucho más de los funcionarios de seguridad, y no lo digo como política, lo digo porque es la realidad de millones y espero que se sientan interpelados por todos los que sentimos que las calles les pertenecen cada día más a los delincuentes. Agradezco que mis hijos no estaban con nosotros en el auto y la atención de todo el personal policial, sé que muchos sienten la misma vulnerabilidad e impotencia que cualquier víctima».

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram