Saturday 24 de September, 2022

Denuncia por abuso sexual en la panadería La Española: incautaron las cámaras de seguridad del local

El registro fílmico ubica a Agostina Signorelli, la joven denunciante, en el comercio subiendo la escalera y con Adolfo Sambán, el acusado, detrás suyo. También declararon en el expediente judicial trabajadores del negocio y la justicia avanza en las pericias de rigor.

En las cámaras de seguridad se la ve a la denunciante subir la escalera con el denunciado detrás suyo

La justicia de Morón ordenó el secuestro de las cámaras de seguridad pertenecientes a la sucursal de panadería La Española en la que una joven exempleada denunció haber sido abusada sexualmente por el administrador de la cadena.

Como ya informó Primer Plano Online, el hecho ocurrió en el local ubicado en Carlos Casares al 800, de la mencionada localidad. Agostina Signorelli, la denunciante, ya declaró ante el fiscal que investiga el caso, Fernando Siquier Rodríguez, de la Fiscalía Nº 8 de Morón, y ratificó su versión de lo que vivió la tarde del sábado 16 de julio en lo que fue su último día de trabajo en el lugar.

Según pudo saber este medio, la justicia ya secuestró las cámaras de seguridad del local, que “ubican en tiempo y espacio” a la exempleada. “En las cámaras se la ve subiendo la escalera a ella y detrás suyo al imputado”, describieron los voceros.

Empleada denunció por abuso sexual al administrador de una empresa familiar de Castelar

El denunciado, Adolfo Sambán, todavía no fue citado a declarar. Eso ocurrirá una vez que la Fiscalía reúna elementos de prueba que le permita decidir si lo procesa por el delito de abuso sexual simple, que fue narrado por la víctima como un tocamiento de cola además del acoso sexual por ofrecerle “un premio” luego de resolver una situación cotidiana del trabajo.

Otro dato que pudo corroborar Primer Plano Online es que declararon cuatro trabajadores de la panadería, quienes no vieron el abuso pero sí confirmaron que esa tarde Agostina asistió al lugar a cumplir con sus obligaciones como hacía habitualmente.

Incluso una de esas personas que atestiguó reconoció que escuchó “que Adolfo (Sambán) le dice a Agostina (Signorelli) algo así como que ‘subí o vení que te voy a dar un premio’, y no vi nada más porque yo estaba pendiente de la atención al cliente”. Sin embargo, lo que pasó en la oficina en donde se denunció el hecho lo saben sólo ella y él, porque no hay testigos ni filmaciones.

El abogado de la denunciante, Marcos Miguel, presentó un informe pericial con la historia clínica de la chica, en la que se informa sobre el estrés postraumático que sufrió la joven, que pocos días después del hecho estuvo internada con ataques de ansiedad.

También se incorporaron al expediente las capturas de pantalla con los mensajes de la aplicación WhatsApp que Agostina le mandó a su novio pidiendo que la vaya a buscar con la frase “no puedo más”, que fueron acompañados por el testimonio del muchacho.

Sambán, por su parte, designó un abogado particular y se encuentra a derecho. Por el momento aguarda las decisiones de la Fiscalía.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram