Saturday 31 de October, 2020

Denuncia por usurpación, intervención policial y escándalo en Marcos Paz

Hubo tres personas aprehendidas luego de una batalla campal con efectivos que fueron a notificar a los denunciados del inicio de una causa en su contra. Como suele ocurrir en estos casos, hay boletos de compra venta de terrenos que de un día al otro dejan de tener validez legal.

La familia asegura que el personal policial llegó de manera "prepotente, rompió la puerta de ingreso y el alambrado para entrar por la fuerza" al terreno

El terreno comprado hace cuatro años de buena fe por una familia a cambio de una suma de dinero y con boleto de compra y venta desató un verdadero escándalo en Marcos Paz. Es que de un día para el otro apareció el supuesto propietario de la tierra, negó haber realizado alguna transacción y presentó una demanda en la justicia por usurpación. Como suele ocurrir en este tipo de casos, la verdad está partida y en el medio hay reclamos legítimos de ambas partes.

“Nosotros compramos el terreno hace cuatro años. Era un descampado en el que había mugre, pasto, árboles y lo cuidaba un vecino, que tenía animales. Como estaba abandonado, él se encargaba de pagar los impuestos y pasó a ser el propietario. Nosotros se lo compramos a él, tenemos los papeles, pero de repente apareció otra persona que dijo ser el dueño”, señaló a Primer Plano Online Brian, hermano del dueño del terreno.

Al lado de ese predio vive la hermana de Brian y ayer jueves cumplió años el hijo de ella. Estaban en familia celebrando el cumple del nene cuando, de repente, llegó un móvil policial. Ahí hay versiones encontradas: mientras fuentes judiciales le confirmaron a este medio que el efectivo “fue golpeado y echado” del lugar, la familia dice que, en realidad, llegó de manera «prepotente, rompió la puerta de ingreso y el alambrado para entrar por la fuerza». Y que luego golpeó a quienes estaban allí. De hecho, aportaron los imágenes que ilustran esta nota. 

“Lo que pasó es que la gente intentó colocar una casilla varias veces. Cada vez que la Policía iba ellos se alejaban del lugar. Pero el miércoles por la noche colocaron la casilla y entonces los efectivos fueron para notificarles que no podían hacer eso porque había una causa. Además, los invitaron a acercarse a la seccional para hacerles saber de la denuncia: pero la respuesta fue una agresión al personal”, informó a este medio una fuente de la Fiscalía Nº 5 del Departamento Judicial Mercedes-Luján, a cargo de la causa.

El tema es que, al estar judicializada la propiedad del terreno, en caso de permitir la modificación de su fisonomía, en este caso la colocación de la casilla, se configura el delito de usurpación. En rigor, hasta tanto la justicia civil determine a quién pertenecen esas tierras, nadie puede actuar como si fueran suyas: tanto el supuesto dueño original como los compradores. He ahí el núcleo del conflicto.

Lo cierto es que luego de la reyerta de ayer hubo cuatro personas aprehendidas: tres mujeres y un hombre. Estuvieron varias horas en la comisaría de Marcos Paz acusados de los delitos de usurpación, lesiones leves y atentado y resistencia a la autoridad. Todo eso se desprendió del enfrentamiento con la Policía. Por la noche todos recuperaron su libertad, pero la causa ahora continúa.

El tema de fondo es que ahora la familia, para recuperar si libertad, firmó -por recomendación de su abogada- un compromiso ante la justicia de que iba a retirar la casilla y a continuar la pelea por la vía legal. Es en la vía civil donde se debe resolver la propiedad del terreno: hasta tanto eso quede claro nadie tiene potestad para poder actuar como dueño, por más que haya pagado y obrado de buena fe.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram