Saturday 24 de September, 2022

Denunciaron a remisero pervertido en Hurlingham: le pedía fotos en bombacha a una joven con síndrome de Down

Natalia es la hermana de la víctima y narró a Primer Plano Online cómo detectaron las aberraciones que el hombre conversaba con la chica. “Lo hice para seguirle la corriente”, se justificó el acusado. La presentación fue ampliada esta mañana ante el fiscal Walter Leguizamo, de la Fiscalía Nº 2 de Morón.

Los pedidos del remisero acosador a la víctima, una joven con síndrome de Down

Lo conocían de una iglesia. De hecho, fue un feligrés quien se lo recomendó a su familia. Tenía un antecedente al menos llamativo: ya había sido acusado, antes de la pandemia, de manosear a un nene de colegio privado de Hurlingham. Luego, con las restricciones impuestas por la cuarentena, vendió el rodado y se dedicó a hacer viajes personales tipo remís.

Pero el domingo pasado todo dio un vuelco repentino. Es que en el seno familiar se dieron cuenta que una de sus integrantes, que es una chica con síndrome de Down y retraso madurativo, recibía mensajes aberrantes de parte de ese remisero, que trasladaba a algunos miembros de la familia.

Natalia, hermana de la víctima, se presentó inmediatamente en la comisaría de la Mujer y la Familia, de Hurlingham, a radicar la respectiva denuncia. Llevó capturas de pantalla con los mensajes que él le mandaba a ella: le pedía “fotos en bombacha” y le remarcaba que “tu mamá no se entere” desde febrero en adelante. Además, en los últimos días había vuelto a mandar WhatsApp que curiosamente empezó a borrar.

Natalia rápidamente viralizó el caso en redes sociales. Incluso difundió el audio de una llamada telefónica que mantuvo con el pervertido, al que le pedía explicaciones y sólo recibió respuestas evasivas: “lo hice para seguirle la corriente”, intentó justificarse.

Esta mañana fue citada para ampliar la declaración en la Fiscalía Nº 2 de Morón, en donde recayó el caso. Al salir de la dependencia, en conversación con Primer Plano Online aseguró: “queremos que este tipo esté preso, no pude estar en la calle porque es un peligro”.

Encima se enteraron que el sujeto, de nombre Manuel, se alejó de los lugares que solía frecuentar. Saben la dirección en la que estuvo hasta la semana pasada, de la cual desapareció repentinamente. “Se borró, no sabemos dónde está”, precisó Natalia.

La joven explicó a este medio que su hermana le sacó el teléfono a su mamá y de ahí consiguió el contacto de Manuel. Y así fue que le empezó a mandar los mensajes a modo de travesura. “Lo hace siempre, hasta con mis amigas”, aclaró. Después llegó la perversión del sujeto con los pedidos sabiendo con quién estaba dialogando.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram