Monday 30 de January, 2023

La desesperación de un papá: su exmujer, con perimetral, se llevó a su pequeña hija

Fue una situación de extrema tensión que duró varias horas. De madrugada, la chiquita fue devuelta en una plaza de Hurlingham. Antes se la había llevado tras empujar a la abuela, que la cuidaba: se fue en moto a alta velocidad.

De madrugada, la nena se reencontró con su papá y volvió a la casa en la que eligió vivir

Horas de angustia y desesperación vivió Misael (su apellido no se publica para proteger la identidad de la menor), papá de una nena de siete años que fue llevada por su mamá en moto de la casa de su abuela, quien la cuidaba. ¿Cuál sería la noticia de que una madre se lleve a su hija? La madre tiene una perimetral dictada por la justicia de Morón, decisión que fue violada por su intempestiva conducta de ayer, que puso en vilo a todo un barrio.

Para hacer una breve reseña del caso, E., la nena en cuestión, estaba con su abuela paterna ayer martes por la tarde mientras su padre trabajaba. La chiquita decidió vivir en esa casa luego de los malos tratos que, según expuso en la justicia, su madre y pareja le propinaban. Por ese motivo es que rige una medida de restricción de acercamiento “en un radio no inferior a los 500 metros del lugar en donde ésta (la nena) se encuentre”, que claramente ayer incumplió. La denunciada por la sustracción de la niña es Daniela Nataly Luján Acosta.

“Fue a mi casa y le dijo a mi mamá que le iba a comprar un juguito a la nena. Mi madre le dijo que no podía dejarla ir sola y ella le contestó que E. quería tomar un helado con ella, en la esquina de casa. Pero mi mamá no quiso, empezó a caminar fuerte y ella empujó y la tiró al piso. Tomó en brazos a la nena, corrió, se subió a una moto y se llevó a mi hija”, fue la descripción hecha por Misael ante la consulta de Primer Plano Online.

Desde que se enteró del hecho, cuyo origen fue en el barrio Primavera de José C. Paz, fue todo desesperación. El hombre se presentó en la comisaría de la Mujer y la familia de ese distrito, radicó la denuncia por sustracción de menor y no se quedó quieto: empezó a contactar a familiares y allegados de su expareja para que le informen dónde estaba la nena. “Se la va a llevar a Entre Ríos”, alcanzó a escuchar en uno de los tantos mensajes que recibió.

Sin embargo, entrada la madrugada de hoy le volvió a Misael el alma al cuerpo. Un llamado telefónico al abuelo paterno de la chiquita indicó que la menor sería restituida en una plaza de la Unión Nacional de Hurlingham. Y fue así, a la 1 de la madrugada de hoy miércoles. E. fue entregada a su familiar, y luego su papá se trasladó a la comisaría para dejar asentado lo que había pasado.

Ahora, el trámite seguirá en el Juzgado de Familia Nº 3 de Morón, que es el que originalmente dictó la medida de restricción interviniente, en la que también se intimó a la mujer de “abstenerse de la realización de todo acto de intimidación y/o perturbación sea de carácter físico, psicológico o emocional” sobre el padre de la criatura “bajo apercibimiento en caso de incumplimiento de dar intervención a la Justicia Penal”.