Monday 14 de June, 2021

Despidos en la fábrica de calzados Grimoldi: por la crisis, puso en marcha un plan de ajuste

Golpeada por la baja de la demanda y el incremento de costos de productos importados, la empresa de la localidad de Castelar, que inició sus actividades en 1895, empezó a enviar telegramas de despidos y ofrece indemnizaciones al 50 por ciento para sus empleados.

Los despidos comenzaron con el personal de los locales comerciales

La compañía había solicitado la apertura de un Procedimiento Preventivo de Crisis, pero finalmente no llegó a acordarse. Hasta el momento los despidos son en las tiendas comerciales y en principio no se afectará al personal de fábrica. De hecho, el objetivo del ajuste es ver cuáles son los locales que ya no son rentables y eliminar puestos de trabajo de aproximadamente el 10 por ciento de la plantilla.

Los dueños de la centenaria compañía aseguraron que tienen el objetivo de contener mayores tensiones para el mediano plazo. “Se necesita una mayor optimización de costos y así se mitigará el impacto de los efectos de la crisis en la compañía”, circuló en un comunicado que lleva la firma de su apoderado, Alberto Ignacio Grimoldi.

Por ahora, Grimoldi no prescindirá de los trabajadores del área de producción de calzados
Por ahora, Grimoldi no prescindirá de los trabajadores del área de producción de calzados

Tras varias reuniones con el gremio que no llegaron a buen puerto y sin pacto con los empleados comenzó formalmente el achique. Ya emitió varios telegramas de despido y le ofrece a los empleados indemnizaciones al 50%. La otra opción a los cesanteados es tomar indemnizaciones al 100% pero en un plan de pagos.

El retroceso de las ventas es una de las principales tensiones de Grimoldi pero no es la única. La compañía tiene además una fuerte deuda en dólares y empieza a recibir una baja nota en la calificación de sus pasivos. La calificadora de riesgo Fix indicó que la perspectiva para la empresa es negativa porque el 70 por ciento de sus cuentas se encuentran en moneda extranjera.

El sector calzado es uno de los más afectados por la caída del consumo y la suba de los costos, a lo que se suma la exposición de Grimoldi a los efectos de la devaluación.

La empresa inició sus actividades en 1895 como fábrica de calzados, llegó a expandirse a Uruguay y desde la década del 80 comercializa marcas como Hush Puppies, Kickers, Aldo y Merrell.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram