Saturday 27 de February, 2021

Después del caso Alejo, elevan a juicio la muerte de otro hombre en Hurlingham a manos de su exmujer

Lo que estará en debate es si fue un homicidio preterintencional, agravado por el vínculo o si la acusada actuó en legítima defensa. Flavia Melina Barrientos causó la muerte de Walter Alberto Guiñazú tras arrojarle “en forma de jabalina” un caño de aluminio que se incrustó en el ojo derecho de la víctima fatal.

Walter Guiñazú agonizó dos semanas en el hospital Posadas hasta que los médicos decretaron su muerte cerebral

Después del crimen de Alejo Oroño en Hurlingham, otro caso testigo está próximo a ser ventilado en juicio oral en los Tribunales de Morón. Se trata de la muerte de Walter Alberto Guiñazú, quien falleció tras agonizar varios días en el hospital Posadas.

Lo que estará en debate es si se trató de lo que se denomina técnicamente un homicidio preterintencional, un homicidio agravado por el vínculo (calificación usada por el fiscal del caso) o si la mujer actuó bajo causales de legítima defensa. La defensa oficial de la imputada pidió que el hecho será discutido en un juicio por jurados.

QUÉ PASÓ

Guiñazú tenía 36 años y trabajaba como camionero. La noche del 17 de febrero de 2019 fue encontrado por amigos tirado sobre la calle Albariños al 2.700, en William Morris. Estaba en cercanías de la casa de su exmujer, Flavia Melina Barrientos, además mamá de sus hijos. Una varilla de fierro había ingresado por su ojo derecho y le fracturó la base de las órbitas del cráneo, lesionó el cerebro destruyó la arteria carótida interna.

El hombre agonizó dos semanas hasta que fue declarado con muerte cerebral por los médicos que lo atendían en el Hospital Posadas. Desde entonces el caso está siendo investigado por la justicia, que ahora intentará develar lo sucedido.

Lo que se sabe es que la mujer arrojó “en forma de jabalina” -según sus propios dichos plasmados en el expediente- un caño de aluminio de aproximadamente un metro de largo y 10 milímetros de diámetro que impactó e ingresó en la órbita ocular derecha de la víctima fatal.

Desde entonces, la Fiscalía Nº 2 de Morón, a cargo del fiscal Fernando Capello, reunió pruebas y testimonios en la instrucción que llevaron a la conclusión de que se trató de un homicidio agravado por el vínculo. Así pidió que la causa sea elevada a juicio, y la pena en expectativa para ese delito es de la prisión perpetua.

El instante en que Alejo Oroño fue apuñalado en Hurlingham y el drama de un hombre víctima de violencia

Sin embargo, la defensa oficial de Barrientos opinó que la mujer debía ser sobreseída o que a lo sumo se la considere como responsable de un homicidio en exceso de legítima defensa, dado que la muerte se habría dado en el marco de una discusión fruto de una relación que venía desgastada de hacía tiempo entre ambos.

Como sea, Barrientos nunca estuvo detenida durante la instrucción del caso, que se inició con la carátula de lesiones graves y luego cambió a raíz de la muerte de Guiñazú. Se espera que en el debate se puede develar el misterio de lo sucedido aquella noche.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram

1 Comentario en Después del caso Alejo, elevan a juicio la muerte de otro hombre en Hurlingham a manos de su exmujer

  1. Si fuera al revés el hombre estaría recontra preso. Y si la fiscalía reunió prueba suficiente para perpetua….se supone que las mujeres somos el sexo débil, pero acá parece al reves

Deja un comentario