Saturday 25 de September, 2021

Después del tiroteo en Castelar aseguran que cayó la banda de los secuestros exprés

Ambos hechos fueron informados ayer por Primer Plano Online. La banda integrada por cinco delincuentes ya fue desbaratada y les esperan varios años tras las rejas, porque les imputan varios delitos en concurso real entre sí.

Fueron cuatro los detenidos tras la violenta secuencia delictiva que sufrió el vecino de Castelar anoche en su casa

Idéntica metodología, cantidad de personas, violencia, aspecto físico, un automóvil deportivo de alta gama color gris con luces de Zenón y armamento. Los tenían identificados, los venían siguiendo y un día cayeron.

Varios grupos especiales se unieron anoche para desbaratar una banda que desde hace por lo menos dos meses tenía a maltraer a vecinas y vecinos de la región oeste, a quienes interceptaban en la vía pública y llevaban hasta sus domicilios para robarles todo lo que encontraban a mano, principalmente dinero en efectivo.

Fuentes judiciales confirmaron a Primer Plano Online que la banda desbaratada anoche, tras un violento tiroteo en una vivienda de la calle Loreto al 1800, en Castelar norte, es la misma que el sábado había secuestrado al empresario Julián Octavio Piccinin (31), a quien le cruzaron el rodado en la intersección de Colonia y Concejal Defilippi, en Ituzaingó, a cinco cuadras de la seccional 2ª de Villa Ariza, para llevarlo cautivo hasta su casa de Pehuajó al 1000, donde lo dejaron atado tras robarle.

Anoche, a Gabriel López (55), la nueva víctima de un hecho similar, lo “cortaron” (término de la jerga policial) en José María Paz y Olavarría, también de Ituzaingó, para dirigirse a la casa de Loreto al 1.800. Una coincidencia: ambos hombres asaltados y privados de su libertad viajaban a bordo de camionetas Jeep, distintos modelos. A los dos les pegaron en el trayecto para que brinden información.

Castelar: tiroteo y detención de cuatro delincuentes luego de un secuestro en Ituzaingó

“Tardamos 20 minutos en llegar hasta casa. Traté de evitar decirles donde era mi casa pero me terminaron convenciendo cuando me dijeron ‘vamos a tu casa y te largamos’. Cuando estaban adentro de la casa tocaron el timbre y uno vio que era la Policía”, contó López. ¿Cuál fue la clave? Una vecina de Ituzaingó vio el momento en que fue interceptado y lo pasaron al asiento trasero de su camioneta, con la cual se lo llevaron cautivo.

“A esa persona, que nos salvó la vida, llamó al 911 y dio la patente de la camioneta, que está radicada en esta casa, no me voy a cansar de agradecerle, pese a que no sabemos quién fue. Por eso la Policía tardó cuatro minutos en llegar hasta acá”, contó Silvia, la esposa del asaltado. Ella también fue golpeada durante el ataque delictivo feroz y gritó dentro de la casa para ver si algún vecino escuchaba. Después llegaron los uniformados y se desató la balacera, siempre estando ellos como familia a resguardo, según aclaró.

Algo ocurrió en el medio: el dispositivo de seguridad estaba en alerta de que la banda actuaba por la zona al menos dos veces por semana. La coordinación de cámaras de seguridad y las alertas vecinales fueron claves para llegar hasta la organización delictiva. “El operativo fue un éxito”, describió un vocero de la investigación consultado por este medio.

Los sujetos fueron identificados como Juan Rodríguez (25), Jonathan Quintana (32), Walter Chávez (29) y Eduardo Chávez (36), este último arrestado en una vivienda de Navarro al 1100, con heridas de bala en ambas piernas aunque fuera de peligro. El caso es investigado por la Fiscalía Nº 3 de Morón, que instruye actuaciones por robo calificado, privación ilegal de la libertad, atentado y resistencia a la autoridad, tenencia ilegal de arma de guerra y tentativa de homicidio.

Participaron del procedimiento agentes de la seccional 7ª de Castelar norte, personal de la DDI Morón, del Comando de Patrullas y de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI).

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram