Tuesday 7 de February, 2023

Seis detenciones y un arsenal secuestrado en la investigación por el caso de la granada que hirió al policía en José C. Paz

Los investigadores pudieron establecer la presencia en el lugar de una banda que operaba en la zona “mediante amenazas con armas a los vecinos para dominar el terreno”, conocida por la comercialización clandestina de armas, y “por sus trabajos como sicarios”, por lo que “vecinos vivían con miedo y no se animaban a denunciar”.

La banda de sicarios fue desbaratada tras el procedimiento policial ordenado por la justicia

Seis personas, cinco hombres y una mujer, fueron detenidas hoy y se secuestraron al menos 19 armas de fuego en el marco de la investigación por el ataque con una granada cometido la semana pasada en José C. Paz y en el que un policía resultó gravemente herido. Cabe recordar que, tras el siniestro, el joven que hizo estallar el artefacto quedó detenido y acusado del intento de homicidio.

Durante un total de nueve allanamientos simultáneos dispuestos por la justicia, la Policía incautó ocho revólveres, cuatro pistolas, dos granadas, dos pistolones, dos escopetas y una réplica de ametralladora. Los procedimientos fueron ordenados por el Juzgado de Garantías 4 de San Martín, a pedido de la fiscal Lorena Carpovich, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21.

Según pudo saber Primer Plano Online, a lo largo de la pesquisa los investigadores pudieron establecer la presencia en el lugar de una banda que operaba en la mencionada barriada “mediante amenazas con armas a los vecinos para dominar el terreno”, indicó una fuente policial. Además, esa organización es conocida por la comercialización clandestina de armas, y “por sus trabajos como sicarios”, por lo que “vecinos vivían con miedo y no se animaban a denunciar”.

“Como resultado de las tareas de campo se obtuvieron testimonios de testigos de identidad reservada e informantes que certificaron nueve domicilios pertenecientes a la organización”, completó el vocero. Eran todos aguantaderos y servían para el acopio de armas, además de albergue para los malvivientes.

Las personas detenidas fueron identificadas como Gustavo Emanuel Araya, Abel Marcelino Fernández, Patricia Luján López, Maximiliano Brandon Enríquez, Franco Javier Gómez y Néstor Jesús Rivadeneira, quienes quedaron detenidos bajo la acusación de tentativa de homicidio y tenencia ilegal de arma de fuego de guerra, de explosivos y encubrimiento.

Como informó Primer Plano Online la semana anterior, Marcelo Montenegro, el efectivo herido de gravedad, había ido al lugar, en la intersección de las calles Quito y Lima, con una comitiva de la fuerza para determinar si era real una publicación en redes sociales a través de las cuales se vendían las granadas de fabricación militar.

“Le volaste la garganta”: así fue la detención del sujeto que hizo estallar la granada contra un policía

En esas circunstancias, Cristian Raúl Villafañe (32) corrió desde la casa en la que se refugiaba y, tras saltar un zanjón, gritó “ahora explotamos todos”, tras lo cual arrojó el explosivo contra los oficiales. Montenegro resultó con heridas en distintas partes del cuerpo aunque la principal fue en la carótida, a la altura del cuello, por la cual permanece internado en estado delicado. El agresor fue detenido acusado de homicidio en grado de tentativa y tenencia ilegal de arma de guerra y/o explosivos.

Los operativos ordenados por la justicia se realizaron en el barrio Ponce de León de José C. Paz, y participó también personal de la DDI San Martín, de la SubDDI de José C. Paz, de la SubDDI San Miguel, de la DDI San Isidro y de Moreno-General Rodríguez. También hubo efectivos de la Estación de Policía de José C. Paz, de la Policía Local de ese distrito, del área de Explosivos Tres de Febrero, de la División Canes de La Plata y una ambulancia de Servicios Sociales de la fuerza.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario