Saturday 24 de September, 2022

Detienen a un chofer del Centro de Monitoreo de Tres de Febrero y mujer policía por quedarse con un botín millonario

Se guardaron tres millones de pesos en una vivienda de Loma Hermosa tras llevar en la camioneta municipal a los supuestos delincuentes. El robo fue en una distribuidora de quesos y fiambres, cuando delincuentes armados interceptaron a un cobrador.

Una parte del dinero robado fue recuperado en la casa de un amigo de la mujer policía detenida

Una de poliladrones. Un chofer del Centro de Operaciones y Monitoreo de Tres de Febrero y una mujer policía terminaron tras las rejas luego de una burda maniobra delictiva que fue descubierta luego un violento robo en las puertas de una distribuidora de quesos y fiambres en la localidad de Loma Hermosa.

Si cometieron lo que se conoce como una ‘mejicaneada’, es decir, ladrón que le roba a ladrón, o si eran parte de la organización delictiva es lo que se intenta determinar. Hay otra sospecha, tanto o más delicada: que en medio del arresto fueron coimeados: les ofrecieron quedarse con una parte del dinero del atraco para dejar escapar a los ladrones. Todo se trata de establecer.

El asalto ocurrió el viernes cerca del mediodía en el cruce de la calle Río Salado y la avenida Bernabé Márquez, de la mencionada localidad de ese distrito. Allí, un cobrador fue golpeado por dos delincuentes armados y despojado de tres millones que había cobrado en ese comercio.

La víctima “recibió un culatazo que le provocó una herida cortante en el rostro y el cuero cabelludo”, detalló un investigador consultado por Primer Plano Online. En esas circunstancias, los atacantes le robaron el bolso con el dinero para luego escapar a bordo de un Fiat Uno que luego abandonaron en Carlos Gardel y Río Salado, donde aparentemente cambiaron de vehículo para continuar la huida, según consignó Télam.

Sin embargo, una mujer aseguró al personal de la comisaría 5ta. de Tres de Febrero que a dos de los ocupantes “se los llevó la Policía”, aunque no había ningún dato sobre su paradero. A través del relevamiento de las cámaras de seguridad, los investigadores determinaron que en realidad los delincuentes fueron perseguidos por una camioneta del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) de la Municipalidad.

En las imágenes se vio el momento en el que una policía los identificó y los subió a ambos a la parte trasera del patrullero con un bolso negro. Posteriormente se estableció que los sospechosos fueron liberados a las pocas cuadras y que dejaron el bolso con el dinero en una vivienda de Loma Hermosa.

Con esos datos, los investigadores detuvieron al chofer del COM, identificado como Guillermo Pereyra (40), y la oficial que lo acompañaba, llamada Daniela Mancini (29). El Fiat Uno, que no tenía pedido de secuestro, fue peritado por personal de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) para intentar identificar a los malvivientes que dieron el golpe. “Esto fue una jugada personal de dos delincuentes vestidos de policías y la misma Policía los metió presos en minutos. No representan a los miles de policías que día a día se juegan la vida por los vecinos”, señaló uno de los jefes del operativo.

Fuentes judiciales informaron a Primer Plano Online que la fiscal Marcela Costa, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín, pidió la detención de Pereyra y Mancini luego de tomarles declaración ayer. En tanto, la mujer policía fue desafectada de sus funciones por Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, mientras que el dinero robado fue recuperado tras un allanamiento en vivienda de Pablo Podestá, en la casa de un amigo de la uniformada.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram