Monday 10 de August, 2020

Detuvieron al acusado de haberle disparado al dueño del supermercado chino en Hurlingham: una campera, la clave del caso

El sujeto cayó cuando volvió a su casa sobre la calle Garibaldi, en el barrio Mitre de Hurlingham. El ataque ocurrió el pasado martes 28 de abril, cuando en plena cuarentena entró a robar junto a un cómplice, y ante la resistencia de la víctima le pegó un tiro en el estómago.

Al acusado le encontraron una pistola de aire comprimido, un arma tipo tumbera, y un revólver plateado calibre .22 con una vaina servida

Huang Aihong (48), sobrevivió de milagro porque tuvo un dios aparte. El pasado 28 de abril, en plena cuarentena, dos sujetos ingresaron al supermercado de su propiedad, sobre la calle Lebensohn al 4100, del barrio Mitre, con fines de robo. Opuso resistencia, le intentó sacar el revólver al malviviente y recibió un balazo en el abdomen.

Si bien desde un primer momento se supo que estaba fuera de peligro, lo cierto es que los médicos no lograron sacarle el proyectil, que quedó alojado en su organismo. Estuvo internado unos días y fue dado de alta. El comercio, mientras tanto, continúo trabajando al cuidado de su familia. Pero desde aquel entonces la preocupación se apoderó de su entorno, porque el potencial asesino estaba suelto. Hasta hoy.

Luego de tres allanamientos realizados el pasado lunes por orden de la justicia de Garantías de Morón, el hecho está en vías de esclarecerse. Sin embargo, en el comienzo de la semana lo que los investigadores consiguieron fueron indicios, pruebas de que estaban en el camino correcto para intentar esclarecer el sangriento episodio.

En concreto, lo que hallaron los pesquisas, según pudo saber Primer Plano Online, fue la ropa usada por el agresor en el momento del asalto. Escondida en uno de los domicilios que solía frecuentar le incautaron una campera de la que el malviviente se vanagloriaba por las redes sociales como una suerte de conquista. También le encontraron dorgas, una pistola de aire comprimido, un arma tipo tumbera, y un revólver plateado calibre .22 con una vaina servida.

¿Podría ser el arma usada para intentar el robo? Como la bala quedó en el organismo de la víctima, la comprobación es compleja. Pero más difícil era avanzar con la causa con elementos de prueba sin detenidos. Sin embargo, vaya a saber uno basados en qué impunidad, el delincuente volvió al barrio y terminó detenido mientras ingresaba en su vivienda de Garibaldi al 3.400, de Hurlingham.

Ángel Guillermo Obregón, de 23 años, cayó luego de tareas investigativas realizadas por la seccional 4ª, del barrio Mitre, a las órdenes de la Fiscalía Nº 5 de Morón. Está acusado de robo agravado por el empleo de arma de fuego en grado de tentativa, porque no llegó a robarse nada del comercio, pero su situación es más complicada: se lo acusa también de homicidio en grado de tentativa criminis causa, es decir, cometer un delito para poder concretar otro. La investigación, de todos modos, no está terminada: su cómplice continúa prófugo, pese a que también está identificado.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram