Wednesday 2 de December, 2020

Detuvieron a un changarín en Ituzaingó: estaba robando en una casa y pretendió escapar por los techos vecinos

Ocurrió sobre la calle Soler al 1100, entre Carabobo y Quesada. De la vivienda faltó una bicicleta de triatlón, que todavía no fue recuperada, y dinero en efectivo. Según sospecha la justicia, el sujeto habría violado al menos otros cinco domicilios de idéntica forma.

Changarín detenido
El sujeto fue advertido por vecinos de la vivienda intrusada y luego intentó escapar de la Policía por los techos de casas linderas

Personal del Comando de Patrullas de Ituzaingó acudió a un domicilio sobre la calle Soler al 1100, entre Carabobo y Quesada, de Ituzaingó, a raíz de un llamado al 911. Es que, dentro de la vivienda, había un sujeto que estaba revolviendo las pertenencias de los propietarios y que, según la comunicación que denunció el hecho, era ajeno a la propiedad.

Al notar la presencia policial, el sujeto comenzó a darse a la fuga por los techos de las casas vecinas, aunque fue aprehendido a las pocas cuadras por los efectivos, más concretamente en la intersección de Bacacay y Fragio. De la casa robada faltaba una bicicleta de triatlón, que no fue recuperada aún, y dinero en efectivo, hallado en poder del sujeto aprehendido, identificado como José Luis S.

La víctima del hecho, que no estaba en su domicilio al momento del hecho, es un hombre de 52 años, y reconoció como suyas las pertenencias. Datos de la realidad social: el sujeto aprehendido es analfabeto y, según le confesó al personal policial, se gana la vida haciendo changas. A partir de recabar diversas informaciones, la justicia investiga si el detenido tiene que ver con otras violaciones a propiedades similares que ocurrieron en el último mes.

Según pudo saber Primer Plano Online, se intentará establecer si fue el autor del robo de una notebook, una mochila y bijouterie de acero quirúrgico en Olazábal, entre Brandsen y Pirán (ocurrió el 9 de agosto); un día después otro robo en Pacheco, entre Villegas y Pintos, en donde sustrajeron dinero en efectivo y alhajas; un tercer hecho sucedido en Soler, entre Quesada y Carabobo, de donde se llevaron dos palas anchas y herramientas varias; el cuarto de la cadena delictiva sucedió en Rivera, entre Mascardi y Terrero, en el que el botín fue efectivo y alhajas; y un último delito que se dio en Alberti, entre Ratti y Medina, quizá el más sofisticado: de ahí se robaron un TV led 32¨, dos notebooks, una Play Station 3 y alhajas varias.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram