Friday 21 de January, 2022

EXCLUSIVO Detuvieron Franco Brauton, hijo de un violador serial, acusado de haber abusado de al menos cuatro chicas

Lo dispuso el Juzgado de Garantías Nº 3 de Mercedes, debido a que los hechos ocurrieron en Marcos Paz. Para la justicia, los relatos de las víctimas, entre las que hay una menor de edad, fueron contundentes, y no se vislumbró en ellas “uso tendencioso de la fantasía, contradicciones ni signos que señalen influencia”.

Franco Brauton (izquierda), acusado de seguir las vejaciones cometidas por su padre, quien cumple una condena a 40 años por reiteradas violaciones en zona oeste

La historia se repite, muchas veces como tragedia. El hijo de un violador serial, que fue condenado a 40 años de prisión por siete ataques sexuales ocurridos entre enero y marzo de 2005 en las localidades de Loma Hermosa, Merlo, San Alberto, Castelar, Moreno e Ituzaingó, fue detenido por orden de la justicia de Mercedes acusado de abusos a por lo menos cuatro mujeres, entre las cuales hay una menor de edad.

Se trata de Franco Agustín Brauton, quien fue arrestado el martes pasado tras una decisión del juez de Garantías Nº 3 de Mercedes, Patricio Guillermo Arrieta. Un día después, el fiscal Sebastián Villalba lo indagó en orden a los delitos de abuso sexual agravado por acceso carnal -tres hechos- y abuso sexual simple en un cuarto. Por el momento el imputado está detenido y la justicia tiene 30 días para resolver su situación procesal.

Algunas de las chicas que denunciaron a Brauton hijo con la abogada que las patrocina, Valeria Carreras

Como ya informó Primer Plano Online, las víctimas presentaron fotos de las lesiones padecidas y videos que ubican a Brauton en los lugares en las que fueron atacadas. Además, según la resolución judicial a la que tuvo acceso este medio, cuando declararon ante las psicólogas que las entrevistaron brindaron versiones contundentes sobre lo que padecieron. Las chicas son representadas legalmente por la reconocida abogada Valeria Carreras, también letrada de las familias de la tripulación del hundido submarino ARA San Juan.

“Lo expresado por la joven impresionó como propio, no vislumbrándose uso tendencioso de la fantasía, contradicciones ni signos que señalen influencia”, determinó una de las especialistas que formó parte de la instrucción del caso. Las otras víctimas presentaron testigos a quienes les narraron lo que habían padecido y elementos para probar que el atacante estuvo con ellas. “No surgen indicios de fabulación, mendacidad ni de influencia de terceros”, concluyó otra de las peritos.

Un elemento clave incorporado al expediente: el auto de Brauton siguiendo de cerca a una de sus víctimas, a la que subió al rodado engañándola con que la perseguía un joven

Ropa interior, un pantalón ensangrentado y hasta un preservativo que una de las jóvenes indicó a la Policía Científica dónde estaba tras reconstruir el recorrido con el GPS del celular fueron otras evidencias reunidas en el expediente judicial y aportadas por las chicas vejadas. “El modus operandi lo repite siempre el atacante: busca mujeres aniñadas, menuditas, para que no se puedan defender y porque son más fáciles de manipular mentalmente”, había contado a Primer Plano Online la abogada Carreras. Otra característica: las víctimas, en su mayoría, estaban en estado de ebriedad.

Franco Brauton es hijo de Alberto Walter Brauton Steimbach, quien terminó preso luego de intentar violar a una odontóloga que se resistió a pedradas. Antes había cometido otros siete ataques sexuales por los que fue condenado en 2009. Una característica une ambos casos, el del padre ya probado, el del hijo todavía en trámite: el uso de preservativo por parte del abusador. Así lo denunciaron las víctimas del padre y ahora del hijo, que en algunos casos no habían nacido allá por el 2005.

Como contó este medio, el violador serial había escapado de la cárcel en una visita a la casa de su madre, en Merlo, en donde su pareja de entonces le dio de comer una empanada con somnífero al agente penitenciario que lo trasladó para después escapar a Bolivia, en donde fue detenido cinco años después tras una investigación del fiscal de Morón Claudio Oviedo en conjunto con Interpol y la Policía Federal, que incluyó cinco años de escuchas telefónicas y seguimientos y más de siete mil cds.

EXCLUSIVO: una heladera y el comercio que estaba cerrando, las claves para atrapar al violador serial que cayó en Bolivia

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram