Monday 4 de July, 2022

Y un día el Supermercado Zeta de Castelar norte liberó la calle y todo volvió a la normalidad

Después de la nota publicada por Primer Plano On Line que reflejaba el reclamo de numerosos lectores, el frente del autoservicio ubicado sobre la avenida Arias al 2400 ya no limita su espacio para el normal estacionamiento de los automovilistas. El propietario del supermercado deslindó su responsabilidad sobre el tema. Lo cierto es que la solución llegó.

Ahora: el frente del Supermercado Zeta está liberado a los automovilistas a toda hora, como debe ser.

Hace unos diez días dábamos cuenta de la irregularidad en la que incurría el Supermercado Zeta, ubicado sobre la avenida Arias 2470, entre Campana y Rodríguez Peña en pleno centro de Castelar norte. Hace tiempo vecinos y automovilistas ocasionales manifiestan que el local comercial dispone del espacio público delimitando con changuitos de compra un virtual “estacionamiento prohibido” sobre el frente del local.

En respuesta al artículo publicado por Primer Plano On Line Luis Simeone, quien se presentó como propietario del Zeta, manifestó a este medio que la irregularidad nada tiene que ver con su supermercado. Aseguró que la falta de cercar el frente del comercio es responsabilidad de “Fruta 2000”, la verdulería emplazada en la parte delantera del local, cuyo titular alquila este espacio y opera en forma independiente al autoservicio.

Antes: hasta hace diez días atrás era moneda corriente que dos changuitos cercaran el frente del local para impedir es estacionamiento vehicular.
Antes: hasta hace diez días atrás era moneda corriente que dos changuitos cercaran el frente del local para impedir es libre estacionamiento vehicular.

Como sea, el reclamo se hizo oír y afortunadamente este tramo de la principal arteria del centro comercial de Castelar recobró su normalidad. Como ilustra la imagen que acompaña este artículo, la calle ya ha sido “liberada” para su utilización por parte de los automovilistas que quieren estacionar allí, y los changuitos volvieron al interior del local, de donde nunca debieron haber salido.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram