Saturday 19 de September, 2020

Diego Maguna, hermano e hijo de las víctimas de la masacre, reveló que el asesino había sido dado de baja de la Federal por gatillo fácil

Lo hizo en declaraciones a Hurlingham Canal a través de un video que reproduce completo Primer Plano On Line. El joven estaba de vacaciones con su papá en Gualeguaychú cuando ocurrió la tragedia.

Masacre de Hurlingham
Diego con su mamá, Juana Paiva, también víctima de la masacre de Hurlingham

Diego Maguna se había tomado unos días de descanso con su padre. Tendría que haber estado de regreso el viernes pasado en Hurlingham, pero decidieron estirar su estadía en Gualeguaychú por unos días más. También su vida, porque si no hubiera sido probablemente otra víctima más de la masacre provocada por Diego ‘Chino’ Loscalzo.

Ocurre que en la primera vivienda en la que comenzó el ataque sangriento del asesino, son varias las familias que conviven. La descripción que realizó el joven fue la siguiente: la casa de adelante es de dos pisos. Arriba vivía Romina y abajo él. Vanesa, otra de las hermanas masacrada de 7 balazos, tenía su morada al fondo en la misma propiedad. Al lado de Vanesa estaba edificando su propia casita Diego, y al lado alquilaba Cintia, amiga de la familia y también baleada el domingo por la noche. “Pasó todo arriba”, señaló el hermano de las dos mujeres muertas allí.

Luego de conversar con la prensa en horas de la mañana, cuando la noticia sacudía las redacciones y la tragedia tomaba dimensiones escalofriantes, prefirió resguardarse en la intimidad de su hogar y esperar la acción policial y de la justicia para dar con el criminal, a quien buscaron intensamente. El hallazgo de la moto en Villa Lugano abrió la expectativa de encontrarlo y luego, cerca de la 13, recibió la confirmación de que fue apresado en Córdoba.

El joven, que se considera un sobreviviente de la masacre, visitó a su cuñada en el Hospital Posadas (Mónica, la embarazada a quien el chacal Loscalzo le mató al bebé que esta para nacer ayer mismo) y confirmó que su evolución es positiva dentro de un cuadro de extrema gravedad. También a Camila, la hija de esa mujer baleada, quien está fuera de peligro.

“Había maltratos hacia mi hermana. Yo mismo tuve un altercado con él en 2011. Intentó quitarme la vida. Tengo cicatrices acá en la cabeza; me dio cañazos con la 9 milímetros de la cual no salió la bala, y justo entró mi otro cuñado”, reveló el joven, hermano de Romina, Vanesa y José Maguna, hijo de Juana Paiva y concuñado de Darío Díaz, todos los masacrados. La otra víctima del raid criminal de Loscalzo fue el bebé, Mateo, que tenía fecha de nacimiento para ayer lunes. Su mamá, Mónica, tenía programada la cesárea para esa fecha. Los médicos que atendieron a la mujer en el Posadas realizaron la operación pero la bala había perforado el útero y el daño que provocó fue irreversible. Cintia, la otra mujer baleada en la casa de la calle Cañuelas, también se encuentra en buen estado de salud.

Loscalzo “trabaja en Metrovías, era delegado gremial, pero era policía de la Federal, y lo dieron de baja por gatillo fácil”, informó Diego. Era un dato que no se conocía. Es más: contó que tenía portación de armas, más allá de haberle robado la pistola reglamentaria a Romina en el momento del crimen. “Es inentendible eso: si le hacen el test psicológico por lo que fue dado de baja, no tendría por qué tener armas”, expresó Maguna.

Luego de agradecer la colaboración del Municipio para la realización del sepelio y posterior entierro de los cuerpos, Diego manifestó que “lo que hizo (Loscalzo) no tiene nombre ni palabras”, aunque consultado sobre qué le diría a las autoridades judiciales, sentenció: “no sirve de nada quitarle la vida. Tiene que pagar por lo que hizo. Si se muere no paga nada. Espero que la justicia tome la decisión correcta y quede encerrado”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram