Friday 30 de September, 2022

Drama en Merlo: viajaba sin casco, un remisero a contramano se le cruzó y se reventó la cabeza contra el asfalto

Ezequiel Eduardo Correa tenía 31 años y murió prácticamente en el acto, antes de poder ser asistido. El conductor que provocó el siniestro vial estuvo aprehendido por unas horas, pero ya recuperó la libertad. Trasladaba a un paciente y a una enfermera desde una clínica privada.

Las tres esquinas en pocos metros: el remisero dobló a contramano y provocó el siniestro en el que murió el motociclista

Un joven motociclista de 31 años murió tras chocar contra un vehículo que dobló a contramano en Merlo. El joven falleció prácticamente en el acto por las heridas que sufrió y no alcanzó a ser asistido por los servicios de emergencia, que rápidamente se presentaron en el lugar.

La víctima, Ezequiel Eduardo Correa, fue chocado por un Chevrolet Corta Classic conducido por Carlos Daniel B. de 53 años, quien se desempeñaba como remisero y trasladaba a un paciente y una enfermera desde una clínica privada hasta un domicilio particular.

Por una mala maniobra, el conductor del auto dobló a contramano y colisionó a la moto. El muchacho voló por varios metros y sufrió un fuerte golpe en la cabeza que fue mortal”, detalló un investigador consultado por Primer Plano Online.

El lamentable siniestro ocurrió sobre la calle Sabatini, entre Cándido Molina y Zapiola, en Libertad, una zona en la que en pocos metros hay tres esquinas. La víctima circulaba en su Gilera Smach 110 “sin casco”, precisaron los voceros consultados. Un dato que le agrega dramatismo al caso: el muchacho vivía a cinco cuadras del lugar, sobre Sabatini al 500.

El remisero se quedó en el lugar y fue quien dio aviso al 911 de lo ocurrido. Ni su auto ni la moto tenían impedimentos para circular y el test de alcoholemia que le practicaron dio cero. Un relevamiento de cámaras de seguridad y de testigos determinó que el imputado circuló al menos 20 metros luego de doblar en contramano.

El chofer fue aprehendido y quedó imputado en una causa por homicidio culposo, aunque por no tener antecedentes recuperó su libertad. De todos modos, el registro de conducir quedó secuestrado en el expediente y no está habilitado para manejar. El caso es investigado por la fiscal Adriana Suárez Corripio, de la UFI Nº 8 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram