Sunday 5 de December, 2021

El asesino que mató a una familia en Acceso Oeste sigue manejando; al impresentable que casi se mata le sacaron el registro

Las leyes viales en la Argentina y su instrumentación representan un culto a la contradicción, como mínimo. El nulo valor que tiene la vida para la mitad de la biblioteca jurídica y las decisiones que se toman desde los estrados a espaldas del sentido común.

A la izquierda, el Fox que chocó en Mar del Plata; a la derecha, el auto en el que viajaba la familia de Ituzaingó embestida en Acceso Oeste

Hoy es el Día de la Víctima Vial. Como medio de comunicación Primer Plano Online se para frente a los hechos de los que considera valioso periodísticamente informar. Para nuestra línea editorial, los delincuentes a bordo de motos son motochorros, del mismo modo que quienes matan por su irresponsabilidad al conducir son asesinos al volante.

El viernes pasado este medio tituló “Un fallo de espaldas al sentido común: el asesino al volante que mató a una familia en Acceso Oeste seguirá en libertad”, a propósito de la decisión de la sala tercera de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Morón, que con la firma de las juezas Sandra Claudia Mingolo y Elisabet Miriam Fernández confirmó la excarcelación de Martín Viqueira, el conductor que mató a Apolinario Mercado, su esposa Marta Eva Pavies y la nieta de ambos, Isabella Tilleria, de apenas dos años y diez meses, en el Acceso Oeste, a la altura del hospital Posadas.

Las camaristas dictaminaron que “no es posible sostener la existencia de riesgos procesales”, y avalaron la excarcelación bajo caución juratoria (es decir, la simple promesa de que se va a someter al proceso) del imputado. De todos modos, las magistradas especificaron: “que no sea necesario restringir la libertad ambulatoria del imputado durante la investigación de ningún modo significa restarle entidad a la gravedad de los hechos”. Luego del fallo, Viqueira ya cuenta hasta con el registro de conducir, que le había sido retenido en el marco de la investigación del caso.

Un fallo de espaldas al sentido común: el asesino al volante que mató a una familia en Acceso Oeste seguirá en libertad

Lo curioso, como mínimo, es el contraste con otros casos de alto impacto público. El viernes pasado también, casi a la misma hora que se conoció la resolución a favor de Viqueira se viralizó el video de un verdadero impresentable que casi provoca un desastre en Mar del Plata. “Si nos matamos, nos matamos”, decía el joven completamente alcoholizado que fue filmado por un amigo, que viajaba como acompañante y que le pedía que pare con la locura criminal que estaba cometiendo.

El automovilista, oriundo de Berazategui, lucía completamente fuera de sí en la filmación. Apretaba el acelerador de su Volkswagen Fox gris y por momentos se cruzaba de carril, cosa que festejaba. “¡Mirá, a contramano, nos matamos!”, se lo escucha decir a los gritos. El recorrido a alta velocidad culminó en el cruce de Aristóbulo del Valle y La Costa, en la zona de la playa Cabo Corrientes. Allí hay una curva y el automovilista perdió el control de su auto. El rodado embistió contra una planta y una columna de alumbrado y de cámaras de seguridad, que dejó sin luz a un salón de fiestas ubicado enfrente.

Lo que pasó de inmediato fue la reacción de las autoridades. Por un lado, desde el Municipio de General Pueyrredón informaron que, además de tener que pagar los daños que causó, el muchacho deberá enfrentar la correspondiente multa. Por el otro, desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) informaron que al conductor le suspendieron la licencia por manejar con exceso de velocidad y ocasionando un siniestro -afortunadamente sin víctimas- a todas luces evitable.

“Ignacio, cuando el Estado te dio la licencia de conducir no fue para que te mates o mates a tus amigos. Por suerte te salvaste y hoy tu familia no está velando tu cuerpo. Pero tu licencia queda inhabilitada. La ANSV y @MuniBerazategui tomaron esta decisión para cuidarte”, posteó el director de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

No se trata de comparar hechos ni de postular la prisionización como elemento de mejora en las conductas al volante. Pero sí de aplicar un simple elemento de sentido común: ¿es lo mismo que un borracho ocasione daños materiales a que alguien mate a tres personas? En uno de los casos la decisión administrativa fue contundente hacia un lado; en el otro (Viqueira) fue igual, pero inversamente proporcional. Es verdaderamente absurdo que un triple homicida pueda seguir manejando como si nada. Era al menos un mínimo consuelo mirando el drama de las víctimas, que siguen adelante quebrados por el dolor.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario