Monday 30 de November, 2020

El colmo: detuvieron a un hombre que intentó usurpar la canchita de fútbol de una capilla en Merlo

La justicia ordenó el inmediato desalojo del lugar, luego de que el acusado ingresara al predio rompiendo el alambrado perimetral y colocara postes para subdividir el terreno. “Este terreno lo compré yo”, se defendió ante los policías que se acercaron ante la denuncia de vecinos.

La capilla San Isabel contiene a una de las comunidades vulnerables de Mariano Acosta

Si Primer Plano Online escribe que hubo un intento de usurpación en una capilla puede parecer una exageración. Pero no: es real y pasó. Y por el hecho hubo un sujeto aprehendido, que ya recuperó la libertad pero enfrenta una causa por usurpación en grado de tentativa.

A.J.R. ingresó al predio de la capilla Santa Isabel ubicada en una zona rural y de calles de tierra en Mariano Acosta, partido de Merlo. El templo está ubicado en Poincare, entre Martín García y Loyola, y el sujeto accedió al terreno gracias a la ayuda de tenazas y palas que usó para romper el alambre perimetral.

“Este terreno lo compré yo”, se defendió ante los policías que llegaron hasta allí advertidos por los vecinos de lo que estaba ocurriendo. Literalmente, el ocupa había entrado a una porción de la tierra donde funciona una canchita de fútbol para chicos y chicas del barrio, en la iglesia perteneciente a la Diócesis de Merlo.

El usurpador rompió el tejido perimetral que delimita los lotes Nº 10 y 11 (donde se encuentra una cancha de futbol), con el Nº 12, donde se ubica la parroquia y también el que divide el contorno de la vereda. “Una vez en el interior del predio, colocó ocho postes de madera sobre el frente y los laterales para intentar despojar a la entidad religiosa de las tierras”, detalló un investigador ante la consulta de este medio.

Personal de la comisaría sexta de Merlo, con asiento en Mariano Acosta, llegó hasta el predio y aprehendió al sujeto en el inmueble en flagrante delito, lo que constituye una violación a los artículos 42 y 181 del Código Penal, por lo que fue procesado por la justicia y dejado en libertad, a la espera del juicio.

Primer Plano Online se contactó con uno de los voceros del Obispado de Merlo-Moreno, pero la respuesta fue que «los obispos optaron por no hacer declaraciones por el momento». 

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram