Friday 25 de September, 2020

El Concejo Deliberante de Morón rechazó la última Rendición de Cuentas de Tagliaferro

Después de la polémica de ayer, Juntos por el Cambio no asistió al debate para defender al ex intendente y el oficialismo y aliados armaron un festín. Hubo críticas por doquier y hasta dardos al bloque opositor que se ausentó: “nos mintieron en la cara y encima se hacen las víctimas”. Las acusaciones contra un edil que está en Miami.

La sesión se llevó adelante en el Teatro Municipal, para respetar las normas de distanciamiento entre los asistentes

La Rendición de Cuentas no es otra cosa que un posicionamiento político en torno a un ejercicio administrativo desarrollado durante un año, en este caso 2019. Como indica la Ley Orgánica de las Municipalidades, cada Concejo Deliberante toma el expediente enviado por el Departamento Ejecutivo, lo analiza y luego vota si lo aprueba o no.

Técnicamente, se trata de un respaldo o rechazo a una gestión, con argumentos que no necesariamente son judicializables sino que pueden surgir cuestionamientos vinculados a cómo se invirtieron los recursos. En definitiva, quien tiene la última palabra sobre el tema es el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires.

Lo que tuvo de picante el debate de hoy en el Concejo Deliberante de Morón, que se llevó a cabo en el Teatro Municipal, fue que estuvo cruzado por la polémica suscitada ayer, con la denuncia presentada ante el INADI por la concejal Natalín Faravelli, que derivó en la ausencia del bloque Juntos por el Cambio en pleno. Es, en rigor, la bancada que debería haber defendido el expediente, que no era otra cosa que la actuación del gobierno de Ramiro Tagliaferro al frente de la comuna.

“Desde @JuntosEnMoron decidimos no ser cómplices del atropello a la democracia y a los derechos de la mujer que quieren imponer @jllaviuzza y @lucasghi. No vamos a presentarnos a la sesión de hoy Repudiamos la violencia política contra @NataFaravelli y no vamos a normalizarla con nuestra presencia”, tuiteó la edil Analía Zappulla. Ese mensaje fue replicado por sus pares de bloque para argumentar el motivo de la ausencia.

Entonces, para el oficialismo y bloques aliados, el rechazo al expediente fue un trámite. Diversas voces vapulearon la gestión pasada en Morón y cuestionaron con dureza los movimientos realizados, la contratación de proveedores que tienen domicilio fuera del distrito, y hablaron de “corrupción” en el ejercicio de la gestión. Además, hicieron hincapié en la deuda que dejó. La votación fue lapidaria: con ningún voto a favor y una abstención, naturalmente el expediente fue rechazado.

Quizá el discurso más bélico fue en de José María Gayoso, del Frente de Todos, quien señaló que “el que calla otorga, o no tenían nada que defender”, sobre la ausencia del bloque que todavía responde a Tagliaferro. “Hicieron un manejo ilegal con los recursos de los vecinos. Son unos sinvergüenzas, los que decían que el gobierno anterior se había robado todo terminaron robándose todo. Fue el gobierno más violento, corrupto y reaccionario de nuestra democracia”, fustigó.

«Todo fue una excusa para no venir a poner la cara y defender la rendición de cuentas”, acusó Vanesa Sosa a los concejales de Juntos por el Cambio

Otra concejal, que se fue de Cambiemos muy disgustada con la conducción del exintendente, metió la cuchara en la discusión que se abrió ayer, y cuestionó “usar la bandera de género, con mujeres que tienen en riesgo su vida, me parece muy bajo”. La alusión de Vanesa Sosa fue a la denuncia planteada por su colega Faravelli. “Si tengo que defender a una compañera lo hago, pero a quien miente no. Teníamos un acuerdo de presidentes y espero que la reunión esté grabada”, indicó la edil de la bancada Grande Morón.

Asimismo, apuntó contra un concejal que está fuera del país en estos momentos, a quien no nombró. “Los concejales estamos acá, en Morón, enfrentando la pandemia. Desde Miami nos clavábamos una banderita argentina atrás y listo, por eso necesitábamos una sesión virtual. Nos mintieron en la cara y encima se hacen las víctimas. Y encima nosotros ayer les votamos la licencia. Qué fácil es escribir en Twitter. Todo fue una excusa para no venir a poner la cara y defender la rendición de cuentas”, enfatizó. La licencia que se votó ayer fue la solicitada por Emiliano Catena, del Pro, que hoy no respondió los mensajes de Primer Plano Online, pese a haberlos leído.

Morón: Pide licencia uno de los concejales más cercanos al ex intendente Tagliaferro

Gabriel Barquero, del Frente de Todos, reveló que se cruzó en La Plata con un proveedor oriundo de la capital bonaerense de artículos de librería para el Municipio de Morón. “En un año como fue 2019, uno ve incremento en la compra de productos y gran cantidad de inscripción de personas físicas o jurídicas, sobre todo monotributistas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o de ciudades como Mar del Plata, sobre todo cuando hay comerciantes del distrito que claramente lo pueden proveer”, se explayó.

Barquero fue uno de los concejales que cuestionó la contratación de proveedores que tienen domicilio fuera de Morón en la gestión pasada

Otro ex funcionario de la gestión pasada, Cristian Herrera (bloque Cambiemos Morón), también apuntó contra el concejal Emiliano Catena, a quien en este caso nombró. Y lo cuestionó no por estar en Miami sino por el procedimiento irregular mediante el cual solicitó la licencia en el cargo. “Estará en la conciencia de cada uno para qué la solicita. Pero a mí me preocupa otra cosa. El concejal pidió licencia para junio, y cuando se fijó la fecha de esta sesión, modificó el pedido de licencia. Yo no entiendo cómo alguien puede suscribir un documento el 26 de mayo fuera del país y que ese documento llegue ese día al país. En ese caso, estaríamos ante la inclusión de un edil que no corresponde que se incluya en el Concejo Deliberante”, disparó.

La única abstención que hubo en la sala fue de Alejandra Liquitay (Juntos por el Cambio Morón) quien si bien también rompió con el bloque Juntos por el Cambio dijo ser parte de ese espacio político igual, y sentirse con la “obligación” de dar explicaciones. “El que administró Morón fue una persona, y todos los que participamos de la gestión nos tenemos que hacer cargo. Por eso estoy sentada acá”, afirmó.

Quienes no asistieron a la sesión fueron las concejalas Sandra Yametti (GEN) y Karina Godoy (Frente de Todos), ambas por cuestiones de salud.

Jorge Laviuzza, presidente del Concejo Deliberante, recibió el desagravio de todos los bloques por las acusaciones que recibió ayer

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram