Thursday 24 de September, 2020

El drama de los vecinos de Pontevedra frente a una ola de inseguridad que no da tregua

El barrio El Zorzal es tierra de nadie. Los vecinos son víctimas de incesantes robos y amenazas sin que las fuerzas de seguridad o las autoridades del distrito de Merlo se pongan en acción para darles una solución.

El club del barrio El Zorzal, fue asaltado por lo menos cinco veces

“Esto es tierra de nadie”, definió un vecino del barrio El Zorzal, un predio conformado por varios asentamientos en la localidad de Pontevedra, partido de Merlo. Denuncia que “el barrio está tomado por los delincuentes” en referencia a la ola de robos que sufren y la poca o nula reacción por parte de las autoridades locales para frenar esta situación. “La policía cuenta con muy pocos recursos, para colmo están los policías de verdad, y los que se camuflan” en alusión a una complicidad entre efectivos de la fuerza y los malvivientes.

Los habitantes del lugar continúan relatando para Primer Plano Online su padecer: cuentan que los delincuentes caminan por los techos de sus casas y que varios negocios de la zona fueron asaltados de forma reiterada por estas bandas que provienen tanto de municipios vecinos como también del propio distrito, y que es moneda corriente verlos pasar en sus motos amenazando con escopetas recortadas y revólveres.

Producto del desamparo, los habitantes de El Zorzal tomaron el asunto en sus manos y se organizaron para realizar acciones como colocar alarmas y estar comunicados ante la presencia de algunos de los delincuentes que en sus perfiles de Facebook hacen alarde de sus delito.

Los vecinos del barrio se unieron para colocar alarmas, proteger su perímetro y darse aviso ante la presencia de los malvivientes en la zona

Dos vecinos del barrio tuvieron acceso al comisario de la región, sin embargo hasta ahora no apareció la solución a sus padecimientos. Es por ello que también se contactaron con el Ministerio de Seguridad Provincial, para pedir una audiencia con el ministro Sergio Berni, y esperamos que baje al territorio “porque queremos a la Gendarmería acá”, manifestaron.

Además, el Club El Zorzal, ubicado en la calle Muñiz a metros de la Ruta Provincial 21, donde se sirven meriendas y realizan ollas populares, fue asaltado por lo menos cinco veces y a una de las empleadas le robaron la camioneta y se la llevaron empujándola, lo que muestra el grado de impunidad con el que se manejan. «Encima pasan y te dicen ‘el barrio es nuestro’”, concluyen quienes viven día a día este martirio.

Frente a esta situación, los vecinos del barrio decidieron recurrir a este medio para dar testimonio de los hechos, con la esperanza de que Nación, Provincia o el propio intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, se haga eco de su reclamo para erradicar este flagelo que afecta a trabajadores de a pie, hoy atrapados entre el coronavirus y la delincuencia que actúa sin piedad ni condena.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram