Thursday 24 de September, 2020

El drama de una pareja de policías: la mujer, positiva de Covid, tuvo que llevar a su esposo al hospital por falta de atención

Alejandra Cejas le contó a Primer Plano Online el padecimiento que está atravesando desde que el 3 de agosto le confirmaron el diagnóstico. Pese que se contagió trabajando, nunca la obra social IOMA le mandó médico a domicilio ni a ella ni a su esposo.

Alejandra Cejas es personal del Comando de Patrullas de Morón y su marido, Walter Alejandro Bustamante, es jefe de la zona sur de la Policía Local en La Matanza

Alejandra Cejas es oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Vive en Merlo y es personal del Comando de Patrullas de Morón. Su marido, Walter Alejandro Bustamante, es jefe de la zona sur de la Policía Local en La Matanza. Ambos están convalecientes por estas horas: a la mujer le confirmaron que tiene Covid el pasado 3 de agosto, mientras que su esposo permanece internado en la Clínica Provincial, en terapia intensiva.

El tema es que la pareja está desde hace más de dos semanas reclamando atención médica a su obra social, IOMA, y no recibe respuestas. En el medio, un hecho delicadísimo: fue ella misma, con el coronavirus activo en su organismo, quien debió romper el aislamiento para trasladar a Bustamante hasta el Hospital Posadas para que lo vea un médico, ya que no podía respirar por sus propios medios.

“Hace 18 días que estoy con la enfermedad y todavía no vino a verme un médico. Sigo aislada, me cansé de llamar a la ambulancia. El 3 de agosto fui al Posadas y dos días después me confirmaron el cuadro, aunque a mi marido le dijeron que era negativo. Sin embargo, él ya tenía síntomas. Yo estuve con fiebre, tos, me sentía mal, pero llamé a la ambulancia y nunca vino”, describió Alejandra en diálogo con Primer Plano Online.

EL RELATO DE ALEJANDRA CEJAS EN DIÁLOGO CON PRIMER PLANO ONLINE: 

La agente reveló que el 10 de este mes su esposo volvió a ir al hospital porque no se sentía bien. Se fue al Posadas solo, manejando como pudo pese al malestar que sentía, y al llegar volvieron a hisoparlo. Le indicaron que discontinúe la medicación que le había recetado el neumonólogo. Pero dos días después la despertó de madrugada. “No doy más”, le dijo. Sin opciones ante la falta de respuestas del sistema sanitario, ella misma lo cargó en el auto y lo llevó al nosocomio.

“Me quedé a un costado, lejos de la gente, y mi marido entró solo. El médico que lo recibió le dijo que se vaya a la casa porque es negativo, que es una gripe y que se vaya a la casa. Pero él no podía respirar. Entonces lo llevé a la clínica, donde lo dejaron internado. Lo peor es que, en el registro de Covid, el segundo hisopado de él no existe”, relató Cejas.

Al estudiar su estado, los médicos diagnosticaron neumonía, que probablemente la pudo haber desarrollado por el coronavirus, que finalmente le dio positivo. Le colocaron oxígeno pero por una recaída el fin de semana pasado fue llevado a terapia intensiva, donde todavía permanece. “Está estable, con una pequeña mejoría. No necesita ya el oxígeno, pero la neumonía no se fue del todo”, narró Cejas.

La mujer policía se siente desprotegida. Asegura que son múltiples los casos de efectivos de la fuerza que están pasando lo mismo y reclama que le brinden respuestas desde las áreas respectivas. Todavía no está recuperada y sus posteos en la red social Facebook se hicieron virales. Ahora pugna por la recuperación de su marido y porque los futuros uniformados que se enfermen no tengan que vivir su calvario.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram