Wednesday 16 de June, 2021

El Estado Nacional adquiere cada vez menos vacunas pese a que debe aplicarlas como parte del calendario obligatorio

Un informe oficial de la Secretaría de Salud y Desarrollo Social confirma que desde 2016 a la fecha se vienen adquiriendo menos dosis de las que se necesitan para inmunizar a la población.

La vacunación es efectiva si alcanza una cobertura superior al 90 por ciento de la población en riesgo potencial

Algunos de los recortes verificados son alarmantes, como los de la vacuna para la Hepatitis A, para la cual en 2016 se adquirieron 880.000 dosis, y en 2018 sólo 401.000, y la de la Hepatitis B, que pasó de 715.939 en 2016 a 300.000 en 2018. Además, esta realidad desmotiva a madres y padres a volver a los centros de salud para aplicar las vacunas que protegerán a sus hijos, ya que al acercarse a los establecimientos no encuentran respuesta.

A partir de un pedido de informes originado en la comisión de Salud y Acción Social de la Cámara de Diputados de la Nación, surge la reflexión del diputado tucumano Pablo Yedlin, autor de ley 27491 –sancionada en el año pasado y que entre otros aspectos “entiende a la vacunación como un bien social, estipula su gratuidad, disponibilidad y la obligatoriedad de vacunarse. El legislador manifestó: “Sostener coberturas de vacunación altas, mayores al 90 por ciento, es necesario para que sean efectivas” y añadió que “la ley de vacunas va en ese sentido pero de nada sirve si se compra la mitad de las que hacen falta”.

vacunas

El informe presentado por la Secretaría de Salud detalla las compras de 2016, 2017 y 2018, y los casos más alarmantes son:

■ Sabin: en 2016 se adquirieron 7.730.000, dosis; en 2017, 2.000.000 y en 2018, 3.030.000.
Hasta el 20 de mayo de este año fueron adquiridas 1.876.000 dosis.

■ Varicela: pasó de 1.000.000 de dosis en 2016 a 200.000 en 2017 y 500.000 en 2018. En 2019 van 410.000 dosis adquiridas.

■ DTA (difteria): 2.594.590 en 2016, 1.300.000 en 2017 y 1.500.000 en 2018. En 2019 van 1.440.000.

■ Rotavirus: 1.600.000 (en 2016), 1.555.670 (en 2017) y 1.100.000 (en 2018). En 2019 (siempre hasta el 20 de mayo): 815.000.

■ Poliomelitis (Salk): 1.080.000, 1.322.180 y 840.000. En 2019 van 1.210.000 dosis.

Además, la no disponibilidad de Menveo –nombre comercial de la vacuna contra la meningitis– es tan crítico que ni siquiera habría suficientes dosis para cubrir a los niños más pequeños y así cumplir con las tres aplicaciones establecidas por el calendario hasta los 15 meses de edad.
Ese faltante, es necesario para cubrir la población objetivo del año en curso y este no sería el mayor problema: según reconocieron fuentes que participaron en la reunión, estaría en peligro la adquisición del stock de la vacuna para 2020.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram